+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El motor de la economía

Desde 1996 los Premios Empresario Extremeño del Año se han convertido en una referencia para los hombres y mujeres de negocios en la región. A lo largo de 23 ediciones ya se han entregado más de 230 reconocimientos a quienes cada día se esfuerzan en la creación de empleo y riqueza en Extremadura

 

El motor de la economía -

14/06/2018

La que hoy se celebra en la Plaza de Toros de la Era de los Mártires es la vigésimo tercera edición de los Premio Empresario Extremeño del Año. Sin duda son los galardones del mundo de los negocios más importantes de la región, los primeros en implantarse y los más esperados por los profesionales. Prueba de ello es que se esperan esta noche 600 invitados.

Los galardones de El Periódico Extremadura están patrocinados por Telefónica y en ellos colaboran Extremadura Avante, Ceres Motor, Bodegas Orán y Navidul. A lo largo de estas 23 ediciones siempre se han celebrado estos premios, a pesar de lo complicados que fueran los tiempos.

En 1996 El Periódico Extremadura ponía en marcha una modesta publicación llamada Creadoras de Riqueza, que se imprimía en papel couché y formato revista. La excelente acogida que tuvo entre los profesionales llevó a plantearse una nueva forma de establecer vínculos con el mundo de la empresa a través de otra publicación llamada Especial Empresas. Ésta se presentó en una gala a la que asistieron los directivos de Grupo Zeta, la empresa editora de El Periódico Extremadura. Desde entonces quedó institucionalizada esta reunión a la que se llama ‘la noche de las empresas’, durante la cual se entregan los galardones Premio Empresario Extremeño del Año en sus diferentes categorías.

Ya se han superado con creces los 230 galardones que con gran orgullo muestran en sus centros de trabajo los empresarios de la región, auténticos motores de riqueza de la misma.

En 1997 fue Ricardo Leal, el empresario de Jerez de los Caballeros, quien recibió el primero de estos galardones. Había puesto en marcha una empresa de venta de joyería y bisutería por catálogo que ya opera en medio mundo.

Al año siguiente le tocó turno a Manuel López Morenas, el famoso bodeguero de Fuente del Maestre. Al frente de Bodegas López Morenas, fundada en 1943 lograba que sus vinos y zumos llegaran a todo el mundo. Fallecido en 2006, son sus hijos los que continúan la saga, que ahora triunfa en el mundo del cava.

Industrias Químicas de Badajoz, con Juan Carmona al frente, en 1999 conseguía el preciado galardón. Su mérito era haber reconstruido la empresa tras un incendio y automatizarla por completo.

También triunfaba en 2000 Julián Herrera. Su grupo especializado en forjados y construcciones, con patentes propias, estaba en la cima del sector en un momento de auge.

En 2001, todo un clásico de la industria era reconocido: Alfonso Gallardo. En Jerez de los Caballeros tiene una siderurgia, además de otras empresas como una cementeras y negocios por toda Europa.

Al año siguiente el presidente de Grupo Joca, Cayetano López, recibía este importante reconocimiento. Joca posteriormente pasaría a denominarse Grupo Katry, especializado en obras civil, tratamiento de aguas y construcción de viviendas.

No menos interesante fue el galardón que recibió José Luis Iniesta, empresario que se encuentra al frente de Grupo Río y que cuenta con una importante cadena de hoteles en plena expansión en esos momentos.

Antonio Ruiz Torres vio reconocido su trabajo en Cañamero, donde reconvertía su bodega en todo un complejo para practicar el enoturismo, actualmente una de las tendencias.

En 2005, Antonio Martínez Buzo, logró el preciado galardón. Este farmacéutico fundó el Hotel Huerta Honda y se convirtió en uno de los impulsores del turismo en la región. Después a la cadena se han ido añadiendo otros hoteles emblenmáticos como el Casa Palacio Conde de la Corte, de inspiración taurina.

Ángel Cid, al frente de Mafresa fue en 2006 el Empresario Extremeño del Año. A los tradicionales productos ibéricos hizo una serie de cambios que los colocaban en la vanguardia de la alimentación.

Otro profesional del mundo de los hoteles triunfó en 2007. Manuel Cordero, fundador del afamado grupo MCA Hoteles era reconocido por su expansión por toda la comunidad.

En 2008 fue Manuel López Pecero, quien al frente del Grupo López Bolaños (Cristales y Persianas López, Alumasa y Expalum) se estaba extendiendo por América.

El sector del tabaco también ha tenido sus reconocimientos. Manuel Bermejo, gerente de la transformadora de tabaco Agroexpansión recibía en 2009 el reconocimiento del jurado.

Grupo Ogesa, con Javier Carbonell al frente, fue premiado en 2010. Su empresa, multidisciplinar, es una consultora de ingeniería que realizaba trabajos por todo el mundo.

El sector de la golosina y su distribución también ha tenido su hueco en los galardones. En 2011, Ángel Sánchez Cortés fue distinguido con el Empresario del Año. Tiene una conocida red de tiendas y un sello propio de frutos secos que se extiende por toda la región.

En 2012 Francisco Piñero Lemus, fundador de Euro Electrodomésticos y de la cadena Eurocash se encontraba en plena expansión por toda la región. Y continúa haciéndolo.

El mundo del ibérico de calidad también ha tenido su reflejo en estos galardones. Una pequeña empresa como Pedro Mallo vio reconocido sus esfuerzos por la calidad en 2013. Gracias a esa política la crisis económica no había hecho mella en la firma.

En 2014, fue el textil el sector reconocido. Juan Carlos Ibáñez, al frente de Manufacturas Saycar lograba el máximo reconocimiento, gracias al emporio de ropa que había creado con la marca Forecast como estandarte.

La hostelería en 2015 triunfaba. Las buenas ideas en este sector de Jorge Antonio Gómez Rebollo habían cristalizado en una serie de franquicias de éxito que se extendían por toda Extremadura.

La salud es otro de los ámbitos que han sido premiados por los Premios Empresario Extremeño del Año. José Carlos Moreno, director y cirujano del Instituto Neofacial de Badajoz vio reconocidas sus habilidades como empresario y como profesional de la medicina, que atraen a pacientes de todo el mundo a la capital pacense.

El año pasado Atanasio Naranjo, el rey de la fruta de hueso de la región, fue elegido Empresario Extremeño del Año. Ha convertido la región en toda una referencia en la fruta de hueso. Tany Nature ha comenzado a exportar fruta a China, convirtiendo a España en el primer país del mundo en llegar a este mercado.

Este año Gregorio Peña, presidente de Imedexsa, y fundador de Herma, Productos de Limpieza, una factoría en Santiago del Campo, que es toda una referencia en la Unión Europea por la automatización de sus procesos y el respeto con el medio ambiente.

En Santiago del Campo se elaboran marcas propias de suavizante, detergente y lavavajillas, así como marcas blancas.

De Herma Productos de Limpieza, salen cada día siete líneas de productos propios de detergentes en polvo, detergentes líquidos, suavizantes concentrados y lavavajillas, en diferentes envases y formatos, bajo las marcas Detergente O2 Power, Swan, Ox, Esil, Ice Water y Koala. Además, la compañía trabaja también para otras grandes empresas y fabrica marcas blancas para cadenas europeas de distribución. Y es que la fábrica extremeña está entre las únicas 15 empresas de todos los sectores en España en obtener los cuatro certificados de calidad ISO 9001, ISO 14001, BRC (British Retail Consortium) e IFS (International Food Standard) lo cual le permite introducir sus productos en casi todos los mercados globales.

Sin duda, los Premios Empresario Extremeño del Año son todo un acicate para el mundo de los negocios de la región.

La cita de hoy está marcada en rojo en el calendario no solo de los profesionales de los negocios, sino también de las principales autoridades extremeñas. El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y gran parte de sus consejeros asisten hoy a la gala, así como muchos alcaldes de la región.

El Periódico Extremadura rubrica así su compromiso con la economía regional, de la mano de unos premios que en sus diez categorías constituyen un aliciente para la creación de riqueza.