+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL GP DE MALASIA

Mir se corona como uno de los más grandes en Malasia

El flamante campeón de Moto3 logra su 10ª victoria en el Mundial con otra exhibición frente a Martin y Bastianini. El mallorquín empata con 10 triunfos con Márquez (2010) y Gresini (1987) y persigue las 11 victorias de Rossi (1997)

 

El campeón mallorquín Joan Mir (Honda) celebra, en el corralito de Sepang, su 10ª victoria de la temporada. - ALEJANDRO CERESUELA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
29/10/2017

Tremendo. Fantástico. Prodigioso. Dominador. Joan Mir, el campeón del mundo de Moto3 desde hace quince días, ese muchachito mallorquín de 20 años apodado el siguiente, el próximo, ha vuelto a hacer otra demostración de su pilotaje, de su capacidad para dominar las carreras y, sobre todo, de su sabiduría para pensar sobre la moto y decidir cuándo pasar a dominar, imprimir su ritmo y conquistar la victoria. Mir (Honda) ha conseguido hoy, en el caluroso Sepang, la victoria en el Gran Premio de Malasia, penúltima cita de la temporada, después de dar caza a Jorge Martin (Honda), que se había escapado, y pelear también con el italiano Enea Bastianini (Honda), que terminó tercero.

Mir, en otra lección de cómo pilotan los campeones, suma su décimo triunfo del año en un caluroso Sepang
Mir suma ya 10 victorias (Catar, Argentina, Francia, Catalunya, Alemania, República Checa, Austria, Aragón, Australia y Malasia), lo que le permite empatar a gestas en un mismo año con el italiano Fausto Gresini (10 victorias en 1987) y el catalán Marc Márquez (10 victorias en 2010), para intentar el más difícil todavía, dentro de 15 días en Cheste (Valencia), pues si allí logra, de nuevo, el triunfo, igualará los 11 del mítico Valentino Rossi, que los consiguió en 1997 ¡el año que nació Mir! Es más, Mir puede, en caso de ganar (25 puntos) o acabar segundo (20) en Valencia, superar el récord de puntos de la pequeña categoría, que lo posee el español Álvaro Bautista, en 2006, con 338. El campeón mallorquín suma, ahora, 321 puntos. 

El carrerón de Mir, que ha sido impresionante desde el inicio hasta el final, teniendo en cuenta que, desde que se apagó el semáforo para salir “ya pensaba que debía tener paciencia para aprovechar mi excelente ritmo con neumático gastado”, se produce, además, en Malasia, el último trazado en el que el desaparecido piloto mallorquín Luis Salóm (2013), a quien Mir dedicó el título en Phillip Island, ganó también saliendo desde la pole. Porque hay que recordar que hoy, en Sepang, Mir lideraba la parrilla por vez primera vez en su vida, por vez primera en 36 grandes premios.

La carrera empezó, en efecto, con un Martin pletórico, capaz de acumular poles a lo largo de todo el año, pero incapaz de cerrarlas con una victoria, que se le resiste. Martin, que logró casi un segundo de ventaja en dos vueltas, fue alcanzado por Mir y Bastianini a mitad de carrera. Y, a partir de ese instante, fue el campeonísimo mallorquín quien decidió cómo y de qué manera se corría el gran premio.


Joan Mir es abrazado por su equipo en el corralito de Sepang, tras su 10ª victoria. / ALEJANDRO CERESUELA

Faltando tres vueltas, Mir decidió aprovechar su mejor ritmo con neumáticos gastados y se escapó. Encima, Martin y Bastianini se golpearon a la salida de una de las curvas rápidas de derechas de Sepang y le cedieron unos metros al mallorquín que, tratándose del mejor piloto de la categoría, fue suficiente para que exprimiendo sus prodigiosas manos y cabeza, alcanzar la meta con 0.724 segundos de ventaja sobre Martín, que logró su segunda plata de este año (la primera fue en Austin, Texas, EEUU).

"Voy a ir a Valencia a pasarlo bien. Ya dije cuando viví mi primera pelota de partido, en el caos de Japón, que quería conquistar el título cuanto antes para poder correr libre, suelto y feliz las últimas carreras. No pudo ser en Motegi, lo conseguimos en Phillip Island y, ahora, aquí, hemos disfrutado de un triunfo muy divertido, así quiero hacerlo en Cheste, pero todo el mundo ha dado muchas vueltas en aquel trazado", comentó Mir al bajar del podio.

"Por supuesto, ¡claro que sí!, que me encantaría igualar a Rossi ¡vaya meta! consiguiendo 11 victorias, pero no pienso obsesionarme con ello. No es mi objetivo, de verdad. No me quiero meter presión. Sin presión presiono a las mil maravillas y así quiero seguir. Si la cosa se pone bien, lo intentaré, por supuesto. Y el de puntos ¿qué tengo que hacer?, ¡uf!, ser primero o segundo no será fácil, no, pero, insisto, vamos a divertirnos y a hacer feliz a la gente".

Clasificación: 1. Joan MIR (Honda), 40 minutos 14.545 segindos; 2. Jorge MARTIN (Honda), a 0.724 segundos; 3. Enea BASTIANINI (Honda), a 0.763 segundos; 4. Livio LOI (Honda), a 6.868 segundos y 5. John McPHEE (Honda), a 11.051 segundos.