+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Zona Zero

Banksy vuelve a cargar las tintas

 

Juan José Ventura Juan José Ventura
10/07/2018

Reconozco que hay una figura del arte contemporáneo que me fascina: Banksy. Fui a Amsterdam solo para ver una de sus exposiciones en el Moco Museum, coincidente con otra de Dalí. Las obras de este misterioso artista son un puñetazo directo al hígado. No sé si lo saben, pero Banksy no suele exponer en salas de arte al uso y no se le conoce su rostro. Todo en él es misterio. Prefiere la calle, el aerosol y la técnica del estarcido para dejar al espectador con un extraño sabor agridulce. París desde finales de junio coincidiendo con el día mundial de los refugiados está en el punto de mira del creador, que ha convertido muros y mobiliario urbano de París en el altavoz de sus mensajes hipercríticos hacia los políticos.

De Banksy se sabe que es británico y poco más. Ha elegido los barrios parisinos en los que la inmigración es más fuerte, concretamente los distritos XVIII y XIX en el norte, donde ha colocado sus obras de arte. La más impactante es una reinterpretación del cuadro Napoleón cruzando los Alpes de Jacques-Louis David. Ahora Napoleón luce una sábana que le tapa el cuerpo y lo presenta como un líder que no sabe dónde va. Ha pintado esta obra en la fachada de unas viviendas sociales. Concentra todos los problemas que vive el país: la extrema derecha, la inmigración, la islanofobia. Los vecinos incluso pensaron que la intervención de Banksy era un acto vandálico, pero cuando se fijaron en los detalles se dieron cuenta de que es una obra de arte con un gran mensaje.

Al tratarse de arte callejero, su trabajo está expuesto a la degradación, a los grafiteros y a la acción de los contrarios a su mensaje. También ha aparecido en París una enigmática niña diseñada en motivos florales rosa pero con una cruz gamada al fondo. Los artistas de París se han apresurado a colocar capas de plástico para que no se deteriore. El artista también ha dejado su marca en la Sala Bataclan, escenario de la matanza del 13 de noviembre de 2015, donde ha pintado en una salida de emergencia a una mujer triste. Un genio de verdad. Refrán: El artista debe ser mezcla de niño, hombre y mujer.

* Periodista