+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cartas al director

Carta de un abuelo extremeño a su nieto charnego

 

Pedro Murillo Pinilla // Extremadura
14/12/2017

Nieto, hace años que no te veo. La ultima vez eras un adolescente y te noté, como es normal, perdido, estabas diferente conmigo. Parece que fue hace nada cuando me despedí de tu padre que se iba a ganar el pan, allí donde lo daban, Barcelona.El pobre se marchó con los ojos húmedos. Yo no pude aguantar y lloré. Aunque se fue una parte de mi lejos, tengo que decirte que siento orgullo de él y de tu madre, tan jóvenes y decididos... Me quitaron un motor que tiraba de nuestra casa, pero ¿qué podíamos hacer? ¡Los que mandaban quisieron poner la industria en otra parte!

Aquí tu abuela y yo estamos bien. Suelo salir a pasear por las mañanas, que es cuando el campo esta guapo. Reservo las tardes para ella, que sigue siendo coqueta y le da más tiempo para arreglarse.

Ando entre los olivos cercanos al pueblo y los veo recién podados, da gusto ver la mano del hombre en la naturaleza, se les pone un verde más plata. De vez en cuando me piden consejo los jornaleros de que rema tirar, me siento bien transmitiendo lo que sé.

Por cierto, este año no podemos mandar salchichones. A tu abuela se le bufan los chorizos. Cada invierno hace mas calor, me sabe mal, aunque peor os sabrá a vosotros comer durante un año espetec de guarro blanco, pobres, lo sentimos los dos.

Muchas veces cuando escucho el crotorar de una cigüeña me acuerdo de tu padre y de lo duro que tiene que ser el timbre de la fábrica a sus 60 años. Ten paciencia con él si el carácter se le agria porque tiene que ser difícil vivir en una colmena de cemento.

Te conozco de pequeño, dicen que la gente cambia, yo creo que no es verdad. Somos los mismos con una costra de experiencia encima. Sé que eres bueno. Me dice tu padre que te quieres independizar, me pones muy triste, por lo que yo sé un país es un grupo de personas que juntaron sus familias porque quería lo mejor para ellas, defenderlas, educarlas, darles salud...

Estas familias se unieron a otras creando una idea tan bonita que cada vez fue a más, me parece que estás confundido si quieres una separación de España cuando es España la que debe unirse cada vez más a Europa y Europa al mundo.

Todos somos iguales. Tengo un amigo rumano, Mustatea, que me ayuda con la huerta. Sin embargo, mi vecino Miguel es un gilipollas. Qué poca cabeza tendría si distinguiese a una persona por donde nació y con lo fácil que os comunicáis ahora... Sé que tienes una carrera universitaria ¡ten cuidado! Echar cuentas bien no es verdadero conocimiento. La libertad no es hacer lo que uno quiera y más cuando estás pisando la querencia de los demás. Estudia historia nieto, que es maestra de la vida; decide con sabiduría, que no te coman la cabeza. La libertad es la capacidad de obrar bien aunque cueste. No seas egoísta. Te quiere, tu abuelo.

Posdata: Hagáis lo que hagáis, las encinas en Extremadura seguirán llorando bellotas.

Buscar tiempo en otra localidad