+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cartas al director

 

23/11/2017

LA CONSTITUCIÓN

Rajoy da alas a los separatistas

Emilio Díaz Ledesma  // Madrid

Muchos comentaristas lamentan que, cuando están en horas tan bajas, Rajoy haya dado ánimos a los secesionistas afirmando que aceptará una Generalidat suya «si acata la ley». Por supuesto, en ese caso el problema sería muy grave porque la ley fundamental, la Constitución, como en todos los demás países europeos, prohibe ya el separatismo. Habría que modificarla, admitiéndolo o, como sería lo lógico y deseado por la mayoría de los mismos catalanes, y realizado en otros países de nuestro entorno, prohibir los partidos independentistas. También cabría la solución exitosa del Canadá en una crisis parecida, al exigir, para decisión tan grave, una mayoría cualificada.

En todo caso, es evidente que los actuales dirigentes independentistas catalanes han probado demasiado que no respetan las leyes y nos han mentido y dañado mucho, y por esos hechos deben ser juzgados e ir, o permanecer, en la cárcel. Y que Rajoy, en vez de ponerlos puntos sobre las íes, ha agravado sus errores con estas declaraciones que les dan esperanzas de que podrán seguir arruinándonos económica y moralmente a todos. Necesitamos con urgencia cambiar a un jefe que, imitando a otro nefasto paisano suyo, hoy se atreve encima a presumir de «salvar España», también tan tarde y desastrosamente. Cambio y posible mejora que en una democracia sólo pueden darnos unas elecciones generales.

 

VIGILANCIA

Tu hijo no bebe

Ana Millanes // Huesca

Los chicos se ponen violentos cuando beben pudiendo ocasionar conflictos. Así que madres, no estéis tan tranquilas y encargaros de vuestros hijos. Las chicas no son violentas porque son chicas. Pero si las chicas beben, habrá más relaciones sexuales no consentidas. Así que madres, no estéis tan tranquilas porque les podría pasar a vuestras hijas y tendríais la culpa.

Un ejemplo más de una campaña estatal que se delata a sí misma con un machismo profundo. Esa que culpabiliza a las madres por no saber controlar cada cosa que sus hijos hacen.