+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

 

19/06/2008

EQUIVOCACION EN EL HOSPITAL

Le radiografían la pierna sana

Pedro García Galavís

Cáceres

El día10 de junio de 2008 fuimos con mi suegra a revisión al hospital San Pedro de Alcántara, de Cáceres, después de la operación de rotura de fémur de la pierna derecha que le hicieron a finales de mayo.

A las 11.30 horas le hacen la radiografía para, posteriormente, ir a la consulta del traumatólogo para ver la evolución del clavo que le había puesto en el fémur.

Cuando el médico puso la radiografía en la pantalla para verla exclamó: ¿Pero dónde está el clavo?, y al quedarse extrañado por la falta, sacó la citación de la radiografía y dijo: No me lo puedo creer, si le han hecho la radiografía de la pierna izquierda y aquí, en la citación, pone bien claro que era de la pierna derecha.

Les prometo que lo que cuento es tan verídico como que mi suegra tiene un clavo en el fémur de su pierna derecha.

Sin comentarios.

CONDENAS PENITENCIARIAS

Más vale prevenir

Mariam Bataller

Correo electrónico

A raíz del caso Mari Luz , que a todos nos ha dejado consternados, se ha desatado en los juzgados una locura para ejecutar todas aquellas penas que estaban pendientes por uno u otro motivo. Y no me refiero a las que pudieran producir algún peligro para la sociedad, ya que nunca he visto en nuestros juzgados dejar de ejecutar sentencias de riesgo. Por ello, la sociedad ha pedido de forma reiterada que todos los que hayan delinquido vayan a la cárcel.

También los políticos se han apresurado a hablar de endurecimiento de las condenas, de su cumplimiento íntegro y efectivo, teniendo en cuenta que las cárceles ya están llenas. ¿Hasta cuándo hablaremos de masificación en las cárceles y de construcción de más prisiones? ¿Cuándo invertiremos esto? ¿Por qué nunca nos planteamos verdaderas políticas de prevención y tratamiento que aborden la razón de cada delito en cada persona? Hay que plantearse que haya menos gente en la cárcel y sacar y tratar a la que ya está dentro. No se pueden solucionar con la prisión todos los problemas que generan alarma social --violencia de género, seguridad vial--. Pongamos fin a esta locura vengativa y pensemos en que todas las víctimas y muchos de los agresores necesitan ayuda.

CASO MADROÑERA

El Imex necesita mejorar

Ana Martín Barcelona

Cáceres

No sabe la señora Pulido cómo me tranquilizan sus manifestaciones acerca del caso de violencia familiar acontecido en Madroñera. La evaluación de riesgos, en palabras suyas, se hizo bien. Y, por aclarar, afirma que un energúmeno como el fallecido, capaz de mostrar una doble conducta y de aparecer en la calle como una persona normal y cometer en el entorno familiar las mayores atrocidades, siempre se les puede escapar.

A saber, el ahora difunto tenía una orden de alejamiento, sin embargo, llegó a casa de su expareja y del hijo de ésta sin dificultad alguna. Una vez allí, comenzó una disputa que se saldó con su muerte aunque el desenlace podía haber sido mucho peor. ¿Quién podía imaginarse que, tras una infinita lista de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, un maltratador que observa una conducta normal en la calle tuviera la ocurrencia de presentarse ante su expareja para agredirla y quién sabe si para matarla? ¿Quién podía pensar que el cinismo forma parte de la personalidad de todo maltratador?

La señora Pulido se merece un sobresaliente Cum Laude ; obviamente no por su valoración positiva del trabajo que se ha llevado a cabo en el caso Madroñera cuyo trágico resultado es evidente, sino por señalar, sin pretenderlo, los prejuicios predominantes entre quienes desempeñan puestos de responsabilidad en asuntos de violencia familiar, y poner al descubierto el desconocimiento y la falta de estudios rigurosos sobre las distintas tipologías y los comportamientos de los maltratadores, piezas indispensables para la detección y prevención.