+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A la intemperie

Gisvesa

«Aquí lo suyo sería una comisión de investigación en sede parlamentaria»

 

Gisvesa -

Fernando Valbuena Fernando Valbuena
13/01/2018

Había una vez una tierra de pueblos blancos donde mandaba el hambre. Donde no todos comían, porque no todos tenían trabajo. Donde la plaza del pueblo era el humilladero de los jornaleros sin pan. Porque el trabajo lo repartía el manijero y el reparto lo hacía a su conveniencia. Porque la vara del amo sale del tronco del hambre de los que no mandan ni siquiera en su hambre. Tú sí, tú no,… Tú comes hoy, tú no. ¿Por qué? Porque lo mando yo. Así de simple.

Y ahí sigue la tierra de los pueblos blancos donde sigue mandando el hambre. El hambre de los que pasan por el aro y el hambre de los que miran para otro lado. El hambre... que todo lo puede.

Dicen que en Gisvesa dan de comer. Tú sí, tú no. El reparto, como el amo, lo hacen a su conveniencia. Lo que chirría es que la juerga la pagan con el dinero de todos. Todos es un concepto muy amplio, tan amplio que no hay nadie que no sea todos. Los parados, los que pagan impuestos, los que tienen carnet del partido y los otros. Todos. Por eso, al dinero de todos le llaman dinero público. Y para gastar el dinero público, los pueblos civilizados han establecido ciertos criterios y ciertos controles ajenos a la arbitrariedad y la conveniencia del servidor público que los administra. Lo otro es la barbarie, lo otro es la rienda suelta del cortijero.

Los datos, nombres, apellidos y cargos, expuestos a la opinión pública son demoledores. Es más, son descorazonadores. Desgarradores para los que no tienen empleo porque no tienen padrino. Desgarradores para los chavales que salen de nuestras facultades y solo les cabe la amargura de emigrar, porque ni han sido cargos del partido, ni se han presentado en las listas del partido, ni tienen carnet del partido o ni siquiera son hermanos o primos, parientes o amigos, de alguien de dentro del partido. El partido es el amo. Pero que sepan todos que el amo no tiene partido. Porque el amo solo sirve al amo.

Lo de Gisvesa es tremendo. No sé para qué se creó Gisvesa. De momento solo sé que sirve para colocar a los que señala el dedo soberano del señorito. Eso, y que pierde dinero a espuertas. Dinero de todos. Empleo solo para unos pocos elegidos. Como uno está en el mundo, puede entender que se tienda a echar un cable, de vez en cuando, a los más cercanos. Pero aquí se les ha ido la mano. ¿A cuántos se les ha ido? ¿El amo es uno o son varios?

Esto es gravísimo. No vale con recordar que una vez, un día, en una ocasión, uno de los otros contrató de chófer a un primo suyo; no vale con decir que una vez un concejal del otro partido en Robledo de Chavela compró los roscones de Reyes en la panadería de su mujer (sic). No vale, y además es ridículo. No vale tampoco con decir que todos los contratados están plenamente cualificados, porque aunque sea cierto, que lo será, al decirlo se ofende a los 111.385 parados extremeños que no han tenido ocasión de optar a esa bicoca (muchos de ellos, por cierto, honrados socialistas). No vale.

Aquí solo vale denunciar ante la Justicia a los denunciantes si la denuncia es falsa, y, en caso contrario, exigir y rendir responsabilidades políticas. Y, a continuación, investigar si el cáncer se extiende a otras instituciones. Aquí lo suyo es una comisión de investigación en sede parlamentaria en la que se pongan sobre la mesa los datos que hasta ahora se han hurtado al conocimiento público. Una comisión, por cierto, que bien puede arrancar mucho antes de que llegara el PP al poder.

Salvo que el hambre sea mucha; porque, teniendo en cuenta que para esta manifestación nadie va a poner ni autobuses, ni bocadillos, se entiende que bajemos la mirada y besemos la mano del amo. Pueblos blancos.

Temas relacionados
 
   
2 Comentarios
02

Por Ciudadano Libre 20:05 - 13.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Por qué crea la Administración las "empresas públicas"? Muy sencillo: Para saltarse la Ley. Lo hemos visto muy claro con lo que ha pasado en Cataluña, donde la sedición no ha ido a más porque los funcionarios, tan denostados, tienen que obedecer la Ley y tienen ese "puesto fijo" para poder hacerlo sin temer que el señorito de turno les eche a la calle si no atienden a sus caprichos y obedecen a la letra de la Ley. Pero en las empresas públicas, hay que callar y hacer lo que manda el señorito, porque como bien dice el artículo, ahí si pueden decir eso de "tú sí, tú no" vas a la calle, ahí se puede gastar dinero sin control, ahí se puede contratar y "descontratar" a personal y a empresas amigas. Y en la Administración pura y dura, eso es más difícil porque, aunque siempre tarde, hay tribunales de cuentas que sacan los colores a los políticos. ¿Dónde hay más corrupción? Donde la Administración ha cedido su espacio a las "empresas públicas", donde hay más puestos a dedo que funcionarios, donde hay menos control, y donde hay más "hambre".

01

Por Tosapla 10:18 - 13.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Eso que Vd. denuncia no es ni siquiera la punta de la punta, de la punta ... del iceberg. ¿Cuantas gisvesas hay? La intemerata. ¿Cuantos exaltos cargos ocupan puestos en la empresas que contratan con la Junta?. ¡Averigüenlo!. Yo creí que los podemitas iban a descubrir la polvora, pero, a las pruebas me remito son iguales. ¡Que desgracia!.