+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Contrapunto

Hay boda bajo el toldo

 

Eva Pérez Zamora Eva Pérez Zamora
08/12/2017

La actual legislatura comenzó con plantón en el altar: la novia se quedó compuesta y bajo el toldo.

Durante dos años ha tenido que soportar como el presidente de la Junta no atendía a sus caprichos, lo que le ha provocado no pocos berrinches.

Pero esta vez sí que ha habido boda, por fin la novia consiguió casarse con Guillermo Fernández Vara. De regalo de bodas el novio ha sacado un dos por uno presupuestario, porque sabemos que los presupuestos se prorrogarán en 2019, año electoral.

Ello se traduce en dos años más para incrementar los sueldos de los cargos públicos, y más dinero para las arcas de los sindicatos. Pero desgraciadamente no va a suponer más dinero para los extremeños.

Este no es el modelo del Partido Popular. Nosotros consideramos que ha llegado el momento de devolver el esfuerzo que los ciudadanos realizaron durante la crisis. Creemos que la tendencia positiva por la que ya camina nuestro país debe repercutir en las familias y las empresas extremeñas.

Es por ello que el PP ha presentado una propuesta de Ley Tributaria de Impulso Económico, Social y Demográfico de Extremadura, donde propone una rebaja fiscal amplia, con medidas muy concretas y con un calendario de ejecución.

Esta rebaja fiscal tiene un impacto aproximado de 65 millones de euros, que se notará en el bolsillo de los extremeños desde el primer día, y que sumados a la eliminación del canon del agua en 2019 y del tributo de hidrocarburos en 2021, sumará casi 30 millones de euros más.

Los extremeños no pueden seguir siendo los que menos ganan de España y los que más pagan. Porque otra fiscalidad es posible y necesaria.

Ya no vale mirar para otro lado. Por eso hemos planteado una reforma fiscal pensando en las clases medias, las familias numerosas, las pymes y los autónomos, las personas con discapacidad y en situación de dependencia y en la conciliación de la vida familiar.

Una ley que permitirá aflorar dinero de la economía sumergida, provocando un efecto positivo en la lucha contra el fraude.

Es una ley pensada para una Extremadura más competitiva, justa y conciliadora.

Una Extremadura que no se vende bajo un toldo en la corrala.

Esta batalla contra la presión fiscal la tienen que ganar los extremeños, y la ganarán ahora o en 2019 con el Partido Popular.