+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Es decir

La ministra comparece

 

Daniel Salgado Daniel Salgado
10/01/2017

La ministra Cospedal no necesitaba oposición que le pidiera comparecer en el Congreso por el caso del Yak-42. Pensaba hacerlo a petición propia, nada más conocer la responsabilidad atribuida por el Consejo de Estado al entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, y, por extensión, al Gobierno presidido por José María Aznar. ¿Quiere decirse que la ministra ha pedido la comparecencia para comprometer al exministro Trillo y al expresidente Aznar? Quizá. Pero el exministro Trillo no va a renunciar por eso a su puesto precisamente en el Consejo de Estado. Y en cuanto al expresidente Aznar, está tan preocupado por «lo que España necesita» que ni le afecta lo que fuera aquel Gobierno suyo (el último) ni lo que sea hoy su partido, o ex partido.

La ministra demuestra ser pragmática y ha pedido comparecer en el Congreso, en primer lugar, para callar a los compañeros de filas que llevan tiempo recordándole el artículo 7.2 de los estatutos del PP, dados los cargos que acumula: secretaria general, presidenta del PP de Castilla-La Mancha y titular de Defensa, simultáneamente. La excepción de que comparezca voluntariamente, siendo su Gobierno tan renuente a comparecencias y ruedas de prensa (plasmado está en lo del plasma), le dará legitimidad para esa acumulación de cargos, por el atrevimiento de exponerse para asumir las conclusiones del Consejo de Estado. Así demuestra cuál es su lugar en el Gobierno y, sobre todo, cuál será su lugar en el partido a partir de 2021.

Pero la razón principal de esa comparecencia no puede ser otra que la asunción pública de responsabilidades, para maldición de Trillo, manda huevos, e indiferencia de Aznar, que anda noventayochista con el problema de España. Lo contrario no tendría sentido después de haber pedido también una reunión con los familiares de las víctimas. Para empezar bien con el Ejército, el caso del Yak-42 es un buen comienzo. La ministra lo sabe. Como sabe que el poder del Ejército se contagia políticamente. De ahí que lo aprendido de las tropas en Malí, Senegal e Irak, estas navidades, es que los militares deben estar siempre en posición de satisfechos, ¡ar!

* Funcionario

   
2 Comentarios
02

Por D. Salgado 9:17 - 10.01.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Como es obvio, y como acaba de advertirme mi querido Pedro Gutiérrez Cruz, la ministra Cospedal no es presidenta de Castilla-La Mancha, sino presidenta del Partido Popular en Castilla-La Mancha. Constado el error, acéptense las disculpas.

01

Por Tosapla 8:40 - 10.01.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Cuando se alude a un informe, la condicion "sine qua nom" es haberselo leido, ¿Vd. lo ha hecho?. Pues parece que no. Hombre decir que quiere comprometer a Trillo y a Aznar, "es demasié". Para ser Letrado del Consejo de Estado, hay que superar una oposicion similar en dureza a la de Abogado del Estado. Todo ello sin olvidar que la justicia ya expresó su sentencia absolutoria de Trillo.