+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Espectráculo

La Moderna

 

Mario Martín Gijón Mario Martín Gijón
02/09/2017

En una región donde la mitad de los jóvenes quieren ser funcionarios (y con buenas razones, vistas las condiciones de la mayoría de empresaurios), resulta alentador cada caso en el que, sin apenas capital inicial, alguien de veintitantos o treinta y pocos se da de alta de autónomo y emprende la aventura, consciente de que, como me decía Saúl Roncero (que montó la peluquería Underground y al que, tras unos inicios que habrían echado para atrás a muchos, le va mucho mejor), en Extremadura, los dos primeros años son de resistencia. Eso lo sabe bien David Matías (Galisteo, 1986), fundador de La Moderna, editorial digital con sede en su pueblo y cuyo catálogo, aunque breve (apenas lleva unos meses) es prometedor. Matías, autor de una tesis doctoral sobre la comarca de las Hurdes y una notable novela, Principio de incertidumbre, conoce las desventajas de montar una editorial en la periferia, pero no se arredra (ya Julián Rodríguez logró con Periférica una editorial cacereña reconocida internacionalmente) y sabe también las posibilidades de lo digital para cubrir un radio de acción que cruce océanos sin tener que pagar aranceles ni gastos de envío.

Todo ello con la puerta abierta a publicar en papel, si la demanda lo exige. Por el momento, nos ofrece muestras de casi todos los géneros: desde una nueva edición de Poeta en Nueva York, de García Lorca, ilustrada con dibujos del autor, a una colección de relatos, Ojos que no ven, corazón desierto, de la mexicana Iris García Cuevas, que gustará a quienes sigan series como Narcos o Breaking Bad, o a uno de los ensayos de estética más importantes del siglo XX, La obra de arte en la era de su reproducibilidad técnica, de Walter Benjamin, en versión del prestigioso traductor Aníbal Campos. Aunque quizás hasta ahora la joya de su corona sea Eva no tiene paraíso. Ensayo sobre las escrituras extraterritoriales y la autoficción, de la peruana Patricia de Souza. Autora de nueve novelas en las que la construcción de una identidad femenina se funde con la búsqueda de un nuevo lenguaje, en su primera incursión en el género del ensayo, De Souza parte de la diferencia entre el malditismo voluntario de algunos escritores (que Mario Campaña describiera en su excelente Linaje de malditos) y la marginalidad obligada de las escritoras, que se abren paso en un ambiente donde dominan modelos masculinos. «Las mujeres», dice con ironía, «participan en la vida pública invadidas por un sentimiento de culpa o de respeto por la figura paternal, como si asistieran en tanto que invitadas de honor a una fiesta de la cual no forman parte, salvo por cupos limitados». Criada en Perú pero residente luego en México, Venezuela y Francia, Patricia de Souza escribe desde la libertad de quien ha escogido sus propios referentes, en español o francés, femeninos o masculinos.

* Escritor

   
1 Comentario
01

Por dantegalis 14:35 - 02.09.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Muchas gracias, Mario, por una lectura tan atenta de nuestro proyecto. Creemos que en Extremadura hay mucha gente haciendo cosas nuevas. El problema reside, quizá, en su visibilidad: en que quien podría dársela no lo hace por distintos motivos. Por eso necesitamos voces independientes como la tuya. Un abrazo. David Matías