+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

editorial

El Supremo toma las riendas

 

25/11/2017

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha decidido acumular las causas abiertas por el proceso independentista excepto la de sedición contra el exresponsable de los Mossos Josep Lluis Trapero y la intendente Teresa Laplana. Así, las causas por rebelión, sedición y malversación que investigaba la Audiencia Nacional contra los 14 exmiembros del Gobierno catalán, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el expresidente de la ANC, Jordi Sánchez, se dirimirán en el TS, donde ya se investigaba, por su condición de aforados, a la Mesa del Parlament. Al margen de las razones de índole práctica que han llevado a esta decisión (facilitar la tramitación en un caso en el que hay 22 imputados), a nadie se le escapa que de esta forma también se juzgará a los acusados con un único criterio legal. Hasta el momento, la jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, y el magistrado Llarena han mostrados diferentes criterios por ejemplo en lo referente a la prisión preventiva. Es previsible que en los próximos días el nuevo juez instructor tome declaración a los Jordis y a los exconsejeros, lo que permitirá a las defensas pedir la revisión de la prisión incondicional. A escasos días del inicio de la campaña electoral, sin duda esta sería una noticia que rebajaría la tensión política en Cataluña. Pero lo que la unificación de causas prueba una vez más es el normal funcionamiento de la Justicia en España, en contra del dibujo tétrico que algunos se empeñan en trazar con brocha gorda.