Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La trastienda / el artículo del director

Tremendo, el tren caduco

Que haya caducado una DIA de un tramo del AVE Badajoz-Madrid describe la situación en la atención a este trazado ferroviario

 

La última intervención del ministro Íñigo de la Serna en Talavera de la Reina (Toledo) sobre el AVE extremeño parece haber despertado del letargo a más de uno. Y es que algunos ahora es que se han enterado de que el trazado de la alta velocidad que viene de Badajoz hasta Madrid, una vez acaba el territorio de Extremadura, no está aún ni proyectado. ¿Qué? ¿Cómo? Es más, ahora sabemos que ha caducado la declaración de impacto ambiental del trazado fijado desde Talavera de la Reina hasta Pantoja y, como habría que hacerla de nuevo, se ha decidido que mejor se modifique y vaya por Toledo. Supone un ahorro significativo con respecto a la anterior alternativa y se trata de un trazado más descongestionado para llegar hasta Madrid.

Total, que los compromisos de Alta Velocidad Diésel, que no AVE, para Extremadura del año 2019 son solamente para el tramo Badajoz-Plasencia. A partir de ahí, el tren tendrá que circular por el trazado convencional, con el chucuchú de siempre, camino de Atocha, hasta por lo menos en el año 2023, (que será más porque ya se sabe que a la fecha prometida hay que sumarle un margen de 2 o 3 años). En resumidas cuentas, que no podremos llegar en AVE, lo que se dice AVE electrificado, lo que tiene media España vamos, a la capital de España hasta por lo menos dentro de seis o siete años a contar desde ahora. Y encima tendremos que darnos con un canto en los dientes. El viaje será como cuando íbamos por carretera a Madrid y cogíamos un tramo de autovía, que cuando se acababa nuevamente nos dábamos cuenta de lo que éramos: los últimos monos de la manada.

Ya he dicho aquí que quien no llora no mama, pero esta situación es insoportable y aunque haya ya movimientos de la ciudadanía extremeña que alzan su voz contra este desagravio, opino que es poco ruido, poca protesta, apenas unas voces que se oyen en la lejanía desde Madrid.

Comprendo que en otro momento, cuando España y Portugal se entendían mejor y vivíamos una época de vacas gordas allá por 2003, a Extremadura le tocara la lotería por estar situada en medio de las dos capitales ibéricas. Comprendo también la desaceleración de las obras por parte de España cuando Portugal fue tomada por la troika y aparcó la alta velocidad ferroviaria por su elevado coste. Lo que ya no entiendo es que una vez tomada la decisión de ir hacia delante con la alta velocidad Madrid-Badajoz porque todos los territorios tienen los mismos derechos, llevemos un retraso de siete años y aún tengamos que esperar por lo menos otros siete para llegar al nivel de resto España. Algo habrá que hacer y si los plazos son insalvables porque se trata de obras de gran envergadura que llevan su tiempo y las declaraciones de impacto ambiental se caducan porque se olvidan o se desatienden y se pasan de fecha como los yogures en el fondo de la nevera, pues al menos arreglemos lo que tenemos y abramos lo que ya existe cuando antes.

Me da igual que me da lo mismo llegar a Madrid por Pantoja que por Toledo. Lo que quiero es llegar en un tiempo razonable. Y que el medio de transporte sea digno. Ver como hemos visto esta semana parado el tren convencional Badajoz-Madrid en medio del campo por el incendio en un vagón, con los pasajeros con las maletas en medio de un barbecho en el campo a 40 grados de temperatura esperando otro tren de repuesto, es tremendo. Ni sombra había, resguardados por el propio tren una vez apagado el conato de incendio y con algún niño metido en un coche de la Guardia Civil con el aire acondicionado puesto.

¿Qué no hay solución para todo y que hay cosas imprevisibles? Pues claro, pero estarán conmigo en que la fotografía del suceso describe o define una situación real, que el tren de largo recorrido hasta Madrid no es la mejor opción de transporte hoy por hoy. Ayer sábado dos mensajes de Renfe en redes sociales venía a acentuar esta reflexión: uno a las 8.30 horas: «Regional Express 17021 Cáceres-Madrid Atocha inicia su viaje con 46 minutos de demora debido a una incidencia técnica». Y dos a las 10.40 horas: «Regional Express 17014 Madrid Atocha-Badajoz circula por Talavera de la Reina con 32 minutos de demora por gestión de tráfico ferroviario». Pues eso, que tras casi 4 horas llegó bien.