Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

V de vergüenza

 

TMtucha gente con la que yo me relaciono está sorprendida de la actitud y el rumbo agresivamente radical que Convergencia ha emprendido en estos últimos años, cuando hasta ahora había sido un partido moderado y parece --entre comillas-- amigo de la legalidad. Esta gente sospecha que dicho vuelco, más repentino que progresivo, se ha debido, sobre todo, a que, quienes decidieron sobre lo divino y lo humano a lo largo de la todavía corta historia de la democracia española desde su comodísima posición de partido autonómico que les permitía acumular diputados con muchísimos menos votos que otras formaciones pertenecientes a todo el territorio español, por primera vez han sentido tras su nuca el aliento cercano y amenazador de la Justicia o de llámelo usted Hacienda.

Esa impunidad de la que gozaban, dicen esos amigos míos sorprendidos, para llevar a cabo sus trapicheos y extender su podredumbre porcentual que algunos estiman en el tres y otros en el cinco por ciento y cuyo hedor todos, --e insisten-- todos olían, parece que tenía los días contados. Y por eso, añaden, y no por esas mandangas del rechazo del Constitucional al Estatut, de pronto le entró a Mas la furibundia independentista que no mermó ni siquiera cuando se pegó la inmensa costalada en las últimas elecciones. Estos amigos míos sospechan que no solo el ex Molt Honorable estaba pringado, sino que todo el partido apestaba y que su única estrategia para eludir las leyes españolas era salir de España y su única defensa ha sido el ataque.

No me siento con fuerzas hoy desde mi profundo cariño por la tierra donde me crié y por mis amigos catalanes, de opinar sobre todas estas sospechas. El daño ya está hecho y la herida es tan profunda que algunos españoles manifiestan, eso sí, más en la intimidad que en público, que ellos quieren votar también. Para que Cataluña se vaya y deje de incordiar de una vez.

Y eso significa que esa V rojigualda barcelonesa no es para nada la V de votar, ni mucho menos la de victoria. Es la V de venganza. La V de vesania. La V de vergüenza.

2 Comentarios
02

Por jordi motlló 20:40 - 14.09.2014

La V catalana. La V catalana.- Como respuesta al artículo "V de vergüenza" de Carmen Martínez-Fortún, quisiera, como catalán, expresar lo siguiente: Veo que no se entendió el mensaje que Catalunya envió el día 11 a todo el mundo. Es fácil, queremos decidir. Queremos que haya una consulta donde todos los que vivimos en Catalunya, seamos de donde seamos, podamos expresar nuestra voluntad. Los que queremos votar SI/SI i los que quieran votar NO que tengamos esta oportunidad y ir juntos, como suele pasar siempre en Catalunya, al colegio electoral que se determine, para expresar DEMOCRATICAMENTE nuestra opción. No creo que fuera del agrado de muchos que alguien viniera de fuera para organizar su casa y decirle lo que tiene que hacer y como lo tiene que hacer sin aceptar las opciones del o de los propietarios. Seamos serios. Quién es nadie para prohibir una consulta a todo un pueblo? Sepan que la consulta NO ES VINCULANTE!, sólo es un medio para conocer que es lo que piensan sobre la independencia la gente que vive en Catalunya. Gente nacida en todos los sitios de España, hay muchos extremeños en Catalunya, por qué les prohibe decidir su futuro? No confía en su decisión? Ha hablado ustedes con ellos? No creo que sea muy honrado ni ético opinar sin conocer toda la casuística del tema, para " hablar por hablar" ya tenemos un programa en la cadena SER. Se acuerdan del pasaje evangélico de "la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio"? Saludos. Jordi.

01

Por SUPER MARIO 11:11 - 14.09.2014

SI SOLAMENTE APESTARA ESE PARTIDO,PERO POR DESGRACIA SON VARIOS PARTIDOS LOS QUE APESTAN A CORRUPCION Y NOS GOBIERNAN.