+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ocurrió a la salida del colegio, entre la avenida de extremadura y pablo iglesias

Una mujer ayuda a detener a otra que había agredido a una menor

La madre ha puesto una denuncia por agresión porque no hubo intento de rapto. La primera, colaboró con un policía local para poder esposarla

 

Vista de la zona en la que fue detenida la presunta agresora. - TONI GUDIEL

Parece una historia de película, por lo que ocurrió y lo que se rumoreó, sobre todo a través de las redes sociales. Lo cierto es que lo que parecía inicialmente un intento de secuestro de una niña a la salida de un colegio fue realmente una agresión, por una mujer que padece un trastorno mental, según señaló el ayuntamiento, y con otra como protagonista, la que ayudó a detenerla.

La directora del centro escolar al que acude la niña confirmó ayer a este periódico que «fue una agresión, eso es lo que ha puesto la madre en la denuncia». Los profesores no se enteraron de nada, ya que no ocurrió en el centro educativo sino cerca de la puerta del parque de Los Pinos, en la avenida de Extremadura. Ocurrió el lunes, nada más abandonar el centro y, según contó la madre a la directora, «ella estaba metiendo en el coche a otro hijo cuando llegó una señora por la acera como desencajada, dando voces y diciendo cosas sin sentido. Parece ser que agarró a la niña y empezó a zarandearla y entonces la madre fue hacia ella y le dio con el bolso para que soltara a la niña. Lo hizo y fue ella misma la que se la devolvió a la madre».

Por eso, la madre no ha denunciado un intento de secuestro, porque «no lo ha sido. No intentó llevársela».

Lo cierto es que la mujer siguió su camino y llegó hasta la altura de Pablo Iglesias. En la parada de autobús, la otra mujer protagonista, vio a un policía local en un coche patrulla que se bajó del vehículo y habló con una mujer. «Ella, como loca, le empujó y le dio un puñetazo». Como conocía al agente, se acercó a él y le preguntó qué sucedía y «me dijo que la mujer había intentado secuestrar a una niña en el colegio. Él llamó para pedir refuerzos y yo me fui tras ella sin pensármelo».

La interceptó, e intentó retenerla. Según su testimonio, en ese momento volvió a aparecer el policía y la mujer «le volvió a dar un empujón y a mí también me dio otro. El agente me dijo que, como era una mujer, no la podía tocar, así que yo no me lo pensé. La agarré de los brazos, la empujé contra un coche y se cayó al suelo y ahí la sujeté para que el policía pudiera esposarla».

Todo terminó con la llegada de varias dotaciones policiales y dos agentes femeninas que se llevaron a la mujer detenida. Según informó ayer el ayuntamiento, se trata de una persona con una enfermedad mental.

Pasada la experiencia, la mujer que ayudó a detenerla, que ha hecho cursos de autodefensa, reconoce que no se lo pensó a la hora de ayudar al agente y que todo ocurrió «muy rápido».

   
1 Comentario
01

Por El Canton 12:34 - 20.09.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Menos mL que hay placentinas preparadas y decididas. Por qué si esperamos la presencia policial inmediata, vamos dado. Tardan y tardan y los minutos se hacen decenas mientras buscan policías . Así está Plasencia con las fuerzas de seguridad.El Alcalde mirando para otro lado. La Delegada del Gobierno ni está ni se le espera.La Comisaría sin agentes .