+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

.ESTE PRODUCTO ES FUNDAMENTAL PARA LA ECONOMIA DE LA LOCALIDAD.

San Vicente de Alcántara abre el museo del corcho

La diputación invierte 435.000 euros en este nuevo espacio etnográfico.

 

Autoridades locales y regionales en el nuevo museo. - Foto:EL PERIODICO

REDACCIONREDACCION 14/02/2008

La localidad de San Vicente de Alcántara ha abierto el Museo de Identidad del Corcho, en el que se repasan las formas de vida y sistemas de producción característicos de la cultura asociada al corcho.

El museo ha sido inaugurado por el presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, y la consejera de Cultura de la Junta de Extremadura, Leonor Flores, según informó ayer la Diputación de Badajoz.

El corcho supone una de las señas de identidad más claras del municipio y la comarca, y el museo pretende servir de homenaje a las personas que han estado ligadas toda su vida al corcho, un producto que ha sido un "motor económico indiscutible", según ha apuntado la administración provincial.

La Diputación de Badajoz ha invertido casi 435.000 de euros en la adaptación de la antigua cámara agraria de la localidad para el museo, y éste dispone de varios espacios multifuncionales de 307 metros cuadrados compuestos por distintas salas de exposiciones.

La exposición ilustra las características ecológicas del alcornoque, de donde se obtiene el corcho, y presenta el producto desde sus vertientes técnica, histórica y literaria.

PECULIARIDADES Asimismo, el centro dispone de una estancia dedicada a las manifestaciones culturales del corcho en el ámbito doméstico y económico y otras centradas en el proceso de extracción, su íntima relación con el vino y la incidencia en la industria familiar.

El museo, explica la diputación pacense, está encuadrado dentro de la estrategia de desarrollo local impulsado por esta institución, en el programa operativo local 2000-06; y está cofinanciado por los fondos comunitarios Feder y el Ministerio de Administraciones Públicas.