+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACEHÚCHE 3 FIESTAS CON LOS TRÁMITES EN MARCHA PARA SER DECLARADAS DE INTERÉS NACIONAL

Las Carantoñas salen a la calle y rinden honores a San Sebastián

Elvira Martín fue la mayordoma y expresó al santo todo su agradecimiento. Numeroso público hizo frente al frío para ver de cerca esta peculiar tradición

 

Los visitantes se fotografiaban con las Carantoñas. - NIEVES AGUT

Tres chicas del pueblo ejercen de ‘regaoras’. - NIEVES AGUT

NUEVES AGUT. ACEHÚCHE
21/01/2017

Los acehucheños volvieron ayer viernes a mostrar la gran devoción que profesan por san Sebastián, en unas fiestas en las que las Carantoñas --hombres disfrazados con pieles de animales-- se convirtieron una vez más en el gran atractivo. Unas fiestas además con casi 2.000 años de historia, declaradas de Interés Turístico Regional y ahora esperan con deseo ser declaradas de Interés Turístico Nacional, un reto para el consistorio en el que trabaja inmerso.

Mientras tanto, ayer, los vecinos volvieron a exhibir su fe y devoción por el santo san Sebastián durante una intensa jornada que comenzó a primera hora de la mañana con el tamboril y la alborá y donde el frío se hizo notar, aunque no impidió que numerosas personas acudieran a este pueblo del Valle del Alagón que roza el millar de habitantes.

Una de las protagonistas fue Elvira Martín, una acehucheña miembro de la Cofradía de San Sebastián y que a sus 53 años ayer por la mañana tuvo el privilegio, en su condición de mayordoma por promesa, de servir al santo. «Tengo muchos nervios y al mismo tiempo mucha emoción», confesaba minutos antes de vestirse con la vestimenta típica de ese día --enagüa bordada, pololo, mandil, faldiquera y pañuelo bordado-- en su casa en la calle Ramón y Cajal, número 3 que adornó con las mejores telas y bordados y que sería el escenario donde después echaría la LOA al santo. Un discurso durante el cual transmitió su agradecimiento al santo por el final feliz de tres problemas relacionados con la salud de una de sus hijas y de su marido. «Le estoy muy agradecida al santo y le hice tres promesas por tres cosas grandes que me han pasado», confesó.

Para Elvira, el día de ayer fue el colofón de muchas semanas de trabajo que conlleva unos preparativos para estos días como son los adornos florales del santo en la iglesia y los dulces -floretas, rosquillas, roscas blancas, merengues, buñuelos y perrunillas, solo para estas últimas se han destinado 60 docenas de huevos- que forman parte del convite para el público. En el que además han colaborado todos los vecinos.

Una intensa jornada, de la que fue testigo la presidenta de la diputación de Cáceres, Rosario Cordero, y donde se sumaron otros protagonistas como los tiraores y las regaoras que agasajaron al santo con confeti, así como el reparto de papas y la Vaca-tora. Hoy sábado se vivirá una jornada similar y en la que Juan Pedro Oliva ejercerá de mayordomo.