+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Extremadura abrirá una oficina de violencia de género en Las Hurdes y reabrirá la de La Vera

 

EFE
03/01/2017

El Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEx) reforzará este año su red de oficinas de igualdad y violencia de género ya que prevé reabrir en breve la oficina de La Vera y crear otra, por primera vez, en Las Hurdes.

De este modo, en 2017 se contaría con 29 oficinas en las diferentes mancomunidades de la región para luchar contra la "lacra de la violencia de género, que es una forma de terrorismo", tal y como ha declarado la directora de la entidad, Elisa Barrientos.

La Oficina de Igualdad y de Violencia de Género de la Mancomunidad de La Vera cerró sus puertas en abril de 2015, tras los despidos de sus dos trabajadoras, declarados improcedentes por los tribunales de justicia ante una demanda del sindicato CCOO.

Además, el IMEx cuenta con siete unidades de igualdad en los ayuntamientos de las ciudades con más población, así como con 19 puntos de atención psicológica repartidos por la comunidad.

Estos recursos son atendidos por más de un centenar de profesionales de diversas disciplinas (psicólogos, juristas, etcétera) sin contar los que prestan sus servicios en la Casa de la Mujer de Badajoz y Cáceres.

La directora de la Casa de la Mujer de Cáceres, Blanca Delgado, ha recordado que además de la asistencia psicosocial que se presta en estos centros, también se desarrollan actividades formativas y talleres ocupacionales, clubes de lectura, de teatro e incluso un huerto urbano.

Barrientos ha subrayado que en materia de violencia de género "aún queda mucho camino por recorrer" y, por este motivo, la Junta de Extremadura refuerza sus herramientas.

En esta línea, ha reivindicado la "implicación de todos, incluidos los familiares y amigos, porque hay muy pocas denuncias en este sentido".

Igualmente, falta, a su juicio, "la repulsa social contra el delincuente" porque, "desgraciadamente el silencio en materia de violencia de género mata".