+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FERIA INTERNACIONAL DE TURISMO

Las autonomías encaran 2018 con el reto de batir marcas y superar la turismofobia

Cocina en directo, con degustaciones y catas, simuladores de nieve, turismo de relax y bienestar, patrimonio cultural... Los gobiernos autonómicos se vuelcan en la primera feria del año

 

EFE
16/01/2018

Las autonomías encaran la nueva edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) como el primer escaparate promocional que les ayude a batir el récord de turistas de 2017 y a dejar atrás los brotes de turismofobia, que muchos destinos quieren combatir con propuestas novedosas para diversificar la oferta.

Cocina en directo, con degustaciones y catas, simuladores de nieve, turismo de relax y bienestar, patrimonio cultural... Los gobiernos autonómicos se vuelcan en la primera feria del año para no perder ni un minuto a la hora de seducir a potenciales visitantes. Y si puede ser no solo para el verano, mejor.

Un año más, Andalucía vuelve a tener el mayor expositor, los mismos 5.300 metros cuadrados de ediciones anteriores pero renovados, con un nuevo concepto de diseño, que modifica su distribución y centra el protagonismo en los segmentos que componen la oferta, como el turismo de sol y playa, nieve, cultural, de naturaleza, golf y gastronómico.

La cultura tendrá una presencia destacada en el expositor de 900 metros cuadrados de la Agencia Catalana de Turismo, en el que también se promocionarán experiencias de turismo familiar, enoturismo, de aventura o de negocios, así como las novedades de las nuevas marcas turísticas del territorio.

Baleares repite con el pabellón premiado en la última feria en la categoría de comunidades, que estará estructurado en tres espacios diferenciados en los que el patrimonio histórico y cultural se convertirán en los protagonistas. Además, tendrá otro espacio en Fitur Salud para dar a conocer las islas como destino de turismo sanitario y de bienestar.

El otro archipiélago, el canario, que cuenta con un estand de 1.500 metros cuadrados, juega a su favor con las bondades de la climatología y este año se promocionará como destino vacacional del turista peninsular, sin olvidarse de segmentos de visitantes con motivaciones específicas, como senderistas, practicantes de deportes de viento, olas o aventura, sibaritas modernos o golfistas.

Construido de material reciclable, el pabellón de 1.800 metros cuadrados de la Comunidad Valenciana amplía y mejora el espacio dedicado al producto y presenta una tierra hospitalaria e inclusiva, con la novedad de la participación en el área de festivales.

Los puntos fuertes de la oferta murciana serán el turismo cultural y patrimonial, que tendrá hasta proyecto propio, "Región de Murcia legado vivo", un programa con un presupuesto de 2 millones con el que se quiere avanzar en la desestacionalización del sector y la diversificación del producto.

Tres "iconos" de Aragón tendrán una presencia muy destacada en el expositor de dos plantas y 503 metros cuadrados -100 más que en la edición anterior-, donde se presentará la comunidad como destino de naturaleza y gastronómico, para percibirla con los cinco sentidos.

Asturias acude con un recinto renovado de 660 metros cuadrados, presidido por el lema central de "Vuelve al paraíso" y que se volcará en el área profesional, para hacer del pabellón asturiano "un centro de negocios para impulsar la labor comercializadora".

Las cuevas prehistóricas, los caminos de peregrinación y el Centro Botín serán los reclamos de Cantabria, que buscar afianzarse como destino cultural y promocionar su gastronomía en alza en un nuevo expositor, de 500 metros cuadrados, muy visual y "basado en la mirada".

"Castilla-La Mancha es mucho más" es el lema con el que esta región presentará su oferta turística, intentando potenciar todos sus atractivos patrimoniales y, al mismo tiempo, apostar por el turismo sostenible y por la innovación tecnológica del sector.

Brasil, China y Argentina son los tres mercados donde la Junta de Castilla y León ha centrado sus esfuerzos para consolidar la estrategia de internacionalización de su turismo, y para lucirá su oferta en Madrid dentro de un expositor de 1.500 metros cuadrados.

Frente a la masificación turística de algunos destinos, Extremadura aboga por el turismo "slow", una forma de viaje más relajada, sin estrés, lo que queda reflejado en el lema escogido, "Extremadura te regala tiempo", y en su expositor, de 807,5 metros cuadrados, donde se exhibirá al turista como un museo de la "felicidad" y las "sonrisas".

Novedades también quiere ofrecer Galicia, que aspira a ser una alternativa acogedora y con propuestas sostenibles de un turismo diferenciado y de calidad, hecho con imaginación y para disfrutar sin prisas.

El País Vasco promocionará en Fitur eventos repartidos a lo largo del año en la línea de desestacionalizar, y que atraigan extranjeros, como el congreso europeo de rutas aéreas del BEC en abril, el 125 aniversario del puente colgante, las finales europas de rugby o el festival marítimo de Pasaia.

Formado por ventanas transparentes, que representan entradas y salidas de luz, el Gobierno riojano estrenará un expositor "funcional y accesible", con el que difundirá los principales recursos turísticos de la región.

Las cuatro rutas del Camino de Santiago que pasan por Navarra protagonizan este año su oferta en Fitur, donde se potenciará la "diversidad, sociabilidad y gastronomía" inherentes a la Ruta Jacobea.