+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN LA CIUDAD DE COLUMBUS

Colo, la gorila más longeva en cautividad, fallece a los 60 años

La hembra nació y pasó toda su vida en un zoo de Estados Unidos

 

Colo, una hembra de gorila de llanura, en las instalaciones del zoo de Columbus, en una imagen del año 2015. - REUTERS

EL PERIÓDICO
17/01/2017

El primer gorila nacido en cautividad en el mundo, una hembra llamada Colo, ha fallecido este martes en el zoológico de la ciudad de Columbus (Ohio, Estados Unidos), el mismo lugar en donde había nacido hace 60 años, según han informado en un comunicado los responsables del parque. Colo era además la gorila más longeva que vivía en cautividad.

La gorila será incinerada y las cenizas enterradas en un lugar no divulgado del zoo.

Colo superó en al menos dos décadas la expectativa de vida para los miembros de su especie en zoos. "Colo alcanzó los corazones de todas las generaciones de personas que han venido a verla y los de las personas que cuidaron de ella durante su larga vida", explicó el presidente del zoológico, Tom Stalf.

CRIADA POR HUMANOS

Colo, nacida el 22 de diciembre de 1956, era una hembra de la especie gorila de llanura, la misma que Copito de Nieve. Al nacer fue rechazada por su madre, por lo que fue criada por humanos y, siguiendo las modas de la época, en ocasiones vestida con ropas. También se le enseñó a beber en botellas. La hembra recibió su nombre a partir de un juego de palabras entre Columbus (Col) y Ohio (O).

Con los años fue madre de tres gorilas, abuela de 16, bisabuela de 12 y tatarabuela de tres. El zoo de Columbus cuenta con otros 16 ejemplares de gorila, incluida una de las hijas de Colo. "Colo fue una embajadora para todos los gorilas e inspiró a la gente a aprender más sobre esa especie amenazada y a proteger a los gorilas que viven en su hábitat natural", escribió Stalf.

El lunes, Colo todavía estuvo en su jaula sin contratiempos aparentes. El pasado diciembre, cientos de personas acudieron a su celebración de cumpleaños. Para la ocasión, el zoológico decoró su jaula con adornos de papel y le cocinó tortas con calabaza, remolacha y puré de patatas.

Ahora se le practicará una necropsia para determinar la causa de la muerte. Recientemente, la gorila fue operada para extirparle un tumor maligno, pero parecía haberlo superado sin problemas.