+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Estrategias contra la discriminación por edad

 

08/01/2017

1.- Más preparados y menos castigados

«Cada vez hay más gente mayor de 45 años con mejores condiciones de salud y más capacidad de trabajo. Y los lugares de trabajo cada vez requieren menos condiciones físicas. Hay aún muchos trabajos que pueden hacer los empleados de 55, 60 e incluso 65 años, a los que no hay que restringir las oportunidades laborales», apunta Sergi Jiménez, profesor de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

2.- Eliminar la etiqueta de la ‘tercera edad’

El término tercera edad es un obstáculo para dejar de asociar a las personas mayores de 50 años con la vejez, otro término que es cuestionable. Según Carmen Soler, socia directora del Grupo OTP, de prevención laboral, «las personas no envejecen, maduran. Y es la madurez la que les permite aportar desde su experiencia, valor a la sociedad en general y a las organizaciones en particular», explica.

3.- Un mercado laboral con exigencias

Que el mundo laboral ha cambiado actualmente lo muestran los avances tecnológicos, la economía basada en la actividad permanente (24 horas, 7 días a la semana) y el aumento de la flexibilidad en las condiciones de trabajo.«Todo ello –según Marta Urrutia, de la Agencia Europea de Seguridad y Salud laboral– añade más desafíos, que el colectivo de empleados de mayor edad deberá también afrontar».

4.- Armas contra el ‘mobbing’ por edad

En su trabajo, el Grupo OTP de prevención laboral constata que aplicar medidas para la contratación y la permanencia de trabajadores de cualquier edad en situación de igualdad, y establecer políticas empresariales de gestión de la edad, como formación profesional, el traspaso del conocimiento, o la ergonomía y la psicosociología son algunas de las armas principales contra el mobbing por edad.

5.- Los beneficios del ‘empleo veterano’

Desde la Agencia Europea para la Seguridad y Salud laboral, apuntan que ya hay pruebas contundentes de que el trabajo es beneficioso para la salud física y mental de los trabajadores. También que la gestión de la seguridad y la salud laboral en el marco del envejecimiento de la población activa puede mejorar la productividad y también la relación-coste beneficio de una organización.