+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL PERSONAL DEL MUSEO NACIONAL DE ARQUEOLOGIA SUBACUATICA Y LA GUARDIA CIVIL CUSTUDIARON LOS ULTIMOS BIENES

Gibraltar finaliza la entrega a España del tesoro obtenido de La Mercedes

Se cumple la sentencia por la que la empresa Odyssey tenía que restituir al Gobierno español todos los objetos. Este buque se hundió en la batalla del Cabo de Santa María, en el Golfo de Cádiz, en el año 1804

 

Una de las monedas que forman parte del tesoro encontrado en La Mercedes. - Foto:CEDIDA A EL PERIODICO

MARIA JESUS CORRALES
22/07/2013

Personal del Museo Nacional de Arqueología Subacuática (ARQUA), dependiente del Ministerio de Cultura, del departamento de Exteriores en el Campo de Gibraltar y la Guardia Civil custodiaron la semana pasada la última entrega de los bienes procedentes de la fragata Nuestra Señora de la Mercedes que todavía quedaban en Gibraltar. Con esta devolución, España concluye la recuperación de los objetos de La Mercedes, en cumplimiento con la última sentencia del Tribunal Supremo de Tampa (Florida) por la que la empresa Odyssey tenía la obligación de restituir al Gobierno español los objetos recuperados de este buque hundido en la batalla del Cabo de Santa María en el Golfo de Cádiz en 1804, preludio de la batalla de Trafalgar, y que la empresa cazatesoros había expoliado, tanto los de valor económico como patrimonial.

Fuentes del Ministerio de Cultura en Madrid, personal de ese departamento, así como del de Exteriores y la Guardia Civil vigilaron y custodiaron esta segunda entrega de los objetos recuperados de la fragata que se encontraban todavía en Gibraltar. Con la devolución de este patrimonio a España se cumple en su totalidad la sentencia del caso que el Gobierno ganó a la empresa estadounidense y que ha supuesto uno de los mayores hitos en la recuperación del patrimonio subacuático español.

La anterior entrega de los objetos que aún quedaban en Gibraltar se realizó en junio de 2012, momento en el que España recuperó 53 bienes.

VALOR HISTORICO Entre los objetos recuperados en aquel momento se encontraban elementos de un importante valor histórico, social o antropológico: fragmentos de vasijas cerámicas y de vidrio, lentes que conservan su material vítreo, bolsas de textil portamonedas, hebillas metálicas, balas de plomo y gemelos de oro decorados, además de otros enseres personales.

Según informó en aquel momento el Ministerio de Cultura, estas colecciones hablan de la historia de la vida cotidiana a bordo de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes; una nueva narración que enriquece la visión del patrimonio común y la necesidad de su conservación y preservación, dando un paso más en la protección del patrimonio cultural subacuático.

Con la segunda y última entrega se cumple la sentencia judicial dictada por el juzgado de Tampa y que el Gobierno español continuaba reclamando, al no haberse restituido totalmente el tesoro, especialmente en el aspecto patrimonial. A partir de ahora se iniciarán las labores de conservación y restauración pertinentes para restaurar los objetos recuperados, según las fuentes del Ministerio de Cultura consultadas, con la finalidad de realizar una exposición sobre la fragata Mercedes antes de que finalice el año 2013.

ODYSSEY Cabe recordar que la empresa Odyssey, que estableció su base de operaciones en Gibraltar en el momento de las prospecciones de la campaña para la recuperación del tesoro del pecio de las Mercedes, llevó los objetos recuperados de dicho buque en un avión desde el Peñón a Florida. Diario Area desveló, con informaciones publicadas durante los años 2006 y 2007, que la empresa Odyssey estaba llevando a cabo prospecciones y extracciones en la zona del Estrecho de Gibraltar y el Golfo de Cádiz, lo que puso en guardia a las autoridades andaluzas y también al Ministerio de Cultura, Defensa y Exteriores. No obstante, la empresa cazatesoros logró extraer el tesoro -500.000 monedas de plata y oro (reales de a ocho y escudos, todos ellos de la época de Carlos IV y acuñados en Lima, Perú en 1803), así como numeroso material de un alto valor histórico- y llevárselo a Tampa, sede de la sociedad.

Gracias al trabajo documental realizado por la Armada Española en sus archivos navales y al trabajo coordinado de los departamentos de Defensa, Cultura, Exteriores y la Junta de Andalucía el Gobierno de España logró demostrar, en su causa contra la empresa Odyssey, que la fragata Mercedes era un buque público, en misión de Estado y tumba de doscientos marineros españoles, lo que devino en la decisión de la devolución del tesoro a España en febrero de 2012, que se hizo efectivo en diciembre de ese año.