+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL MES QUE VIENE LE DAN EL ALTA

El 'hombre-árbol' por fin puede tocar a su hija

Un año de ingreso hospitalario y 16 operaciones han devuelto al bangladeshí Abul Bajandar un aspecto saludable

 

Abul Bajandar muestra una fotografía de cómo estaban sus manos antes de someterse a 16 operaciones en el Dacca Medical College en Bangladesh. - ABIR ABDULLAH / EFE

EFE / BANGLADESH
10/01/2017

Los médicos confían en poder dar el alta dentro de un mes al apodado como 'hombre-árbol' de Bangladesh, que lleva casi un año ingresado en un hospital de Dacca donde fue tratado de la rara enfermedad que padece, ha informado este lunes su doctor.

"Esperamos darle el alta en un mes", ha dicho el médico Samanta Lal Sen, coordinador de la Unidad de Quemados y Cirugía Plástica del Hospital Universitario de Dacca, al asegurar que Abul Bajandarse encuentra "bien", aunque deberá someterse aún a algunas intervenciones más, "la mayoría de puesta a punto".

EPIDERMODISPLASIA VERRUCIFORME

Bajandar, de 27 años, permanece ingresado en este hospital desde enero del año pasado y ha sido operado en 16 ocasiones para tratar la enfermedad rara que sufre, denominada epidermodisplasia verruciforme y que afecta a solo cuatro personas en todo el mundo.

La impactante imagen de este jovende la provincia sureña de Khulna, que desarrolló voluminosasverrugas con forma de corteza de árbol en manos y pies, llegó a principios del año pasado a los medios de comunicación de todo el mundo.

Hace un año, cuando aún no había recibido atención médica, Bajandar requería asistencia en su vida diaria, no podía usar sus manos debido a las protuberancias y se vio obligado a dejar su trabajo como conductor por la misma razón.


POR FIN PUEDE TOCAR LA MANO DE SU HIJA

"Ahora puedo agarrar de la mano a mi hija, algo que pensé que nunca podría hacer", ha explicado a los medios Bajandar, que ha descrito el sentimiento como "maravilloso".

El joven, casado y con una hija de 3 años (arriba, en la foto, toda la familia), espera poder tener de nuevo una vida normal una vez que abandone el centro médico.

Ha explicado que el apoyo e interés que ha recibido por parte de la gente "siempre" le ha animado.


ALIVIO TEMPORAL

De acuerdo con los médicos del centro médico bangladeshí, de momento no se conoce cura para la enfermedad, a priori de carácter hereditario pero no contagiosa, con lo que las operaciones solo sirven para proporcionar alivio temporal a los pacientes.