+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

polémica por un espectáculo sexual

Mataró expedienta a un bar al que van menores por un ‘show’ porno

Durante el número, cuatro chicas practicaron sexo oral al lado de las mesas. Los propietarios del local afirman que cumplen la ley y se han desmarcan

 

Imágenes del ‘show’ porno del sábado en un local de Mataró. - ARRAN MATARÓ

Imágenes del ‘show’ porno del sábado en un local de Mataró. - ARRAN MATARÓ

NOMBRE
17/01/2017

Un espectáculo pornográfico celebrado el sábado por la noche en el local The Bot de Mataró, en el polígono de ocio del Pla d’en Boet, ha levantado una gran polémica. El establecimiento realizó una exhibición con cuatro chicas practicando sexo oral entre ellas al lado de las mesas de los clientes, en el marco de una fiesta que organizaba la marca Bullpark por su séptimo aniversario.

Vídeos y fotos tomados la noche del sábado muestran lo explícitos que fueron los hechos, de los que ya se ha desmarcado The Bot a través de un comunicado: «La fiesta la organizaba la marca bajo su voluntad y por cuenta propia». En ese sentido, afirman que cumplen la ley y que están «al día de sus obligaciones empresariales», al tiempo que niegan ser cómplices de actitudes sexistas, como demuestra «la paridad que existe entre el personal del local».

Desde la dirección del establecimiento también han explicado que ya habían trabajado con la marca Bullpark «y sus eventos habían tenido éxito», motivo por el que repitieron con ellos. Pero lo que no sabían, según dicen, «es que lo que tenía que ser un evento con música y baile se convertiría en un show sexual». Y por eso afirman que «solo duró 3 o 4 minutos, el tiempo que el personal del local tardó en darse cuenta de lo que estaba ocurriendo».

The Bot abrió hace dos años y medio y es una oferta atractiva para los jóvenes, pues funciona como un bar de copas en el que se puede acceder con la propia bebida evitando multas por beber en la calle. Aunque la dirección del local asegura que se controla rigurosamente la entrada y no se permite acceder a menores de 18 años, varios testimonios, menores de edad, han asegurado que han entrado varias veces sin haber presentado ninguna documentación y que es habitual que esto ocurra.

Otros cuentan que es habitual que los viernes el local se llene de adolescentes, pues otra de las discotecas de moda de Mataró, Cocoa, permite la entrada a partir de los 16 años las noches de ese día.

ARRAN DENUNCIA LOS HECHOS / El colectivo independentista Arran y otros como las JERC denunciaron los hechos, que se viralizaron a través imágenes y vídeos colgados en las redes sociales. En un comunicado, Arran relata que «este tipo de exhibiciones, que hoy en día son un reclamo publicitario que se está extendiendo en varios locales del polígono del Pla d’en Boet de Mataró, convierten en un objeto el cuerpo de la mujer, presentándolo como un producto más que consumir, y lo único que provocan es la perpetuación de la cultura de la violación y un modelo de ocio nocturno basado en la mercantilización de las mujeres».

Por ello, este colectivo exige que las instituciones actúen «con firmeza y contundencia contra todos aquellos locales que fomenten la publicidad sexista y machista, mediante sanciones y/o actuaciones». De la misma manera, añade que no entiende cómo el Ayuntamiento de Mataró y la concejala de Igualdad y Juventud «permiten la sucesión de hechos como estos, fin de semana sí, fin de semana también».

La respuesta del Ayuntamiento de Mataró, sin embargo, fue rápida. El mismo alcalde, David Bote, organizó una reunión de urgencia ayer por la mañana para analizar la situación y pocas horas después, la concejala de Vía Pública, Núria Moreno, anunció la apertura de un expediente sancionador para investigar los hechos en la medida en que el local no cuenta con permiso para programar actividades de carácter sexual.

Dicho expediente revisará las condiciones de la licencia que tiene el local, que desde mayo del 2014 es de «bar merendero» y no de «bar musical» ni de «sala de espectáculos».