+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CASO COMPLEJO

Un millar de jóvenes daneses, imputados por compartir porno infantil en un chat

Se trata de dos vídeos y una foto de personas que en el momento de la grabación tenían 15 años

 

Un millar de jóvenes daneses, imputados por compartir porno infantil en un chat -

EFE
15/01/2018

La Fiscalía danesa va a imputar a un millar de jóvenes por compartir material sexual ofensivo de menores en Messenger, el servicio de mensajería instantánea de la red social Facebook, informó este lunes la Policía del país nórdico.

Se trata de dos vídeos y una foto de personas que en el momento de la grabación tenían 15 años, lo que puede constituir una violación de la ley sobre distribución de pornografía infantil, castigada con multas y con cárcel de hasta dos años.

El material fue compartido de forma frecuente en el chat hasta otoño del año pasado, lo que hizo saltar la alarma de Facebook, que avisó a las autoridades estadounidenses, y estas, a su vez, a la Oficina Europea de Policía (Europol).

"Es un caso muy grande y complejo que ha llevado tiempo investigar, no menos por la gran cantidad de imputados. Lo hemos tomado muy en serio, ya que tiene graves consecuencias para los involucrados difundir ese tipo de material", señaló en un comunicado Lau Thygesen, inspector de la policía del norte de Selandia.

La mayoría de los imputados -jóvenes que residen en 11 de los 12 distritos del país- compartieron el vídeo un par de veces, aunque hay varios que lo hicieron en cientos de ocasiones.

Cada caso, de forma individual
La fiscalía estudiará cada caso de forma individual para determinar la pena que se solicitará, que dependerá de varios elementos como el número de veces que se compartió el material o la edad de los imputados.

La policía advirtió de que una condena por un delito contra menores figuraría al menos 10  años en los antecedentes penales de cada persona, lo que la incapacitaría, por ejemplo, para trabajar como pedagogo, entrenador de fútbol o profesor y podría generar problemas para entrar en países como Estados Unidos.

"Es un delito grave que tiene graves consecuencias para el futuro", destacó Flemming Kjærside, del Centro Nacional contra los Crímenes Cibernéticos, entidad que ha colaborado junto con la policía danesa en el caso, el más grande su tipo hasta ahora en este país nórdico.