Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

testimonio televisivo

Una modelo atacada con ácido por su expareja conmociona a Italia

«Quiero que veas lo que me has hecho. Esto no es amor», dijo la joven en televisión. Gessica Notaro ha sufrido graves problemas cutáneos y podría perder un ojo

EL PERIÓDICO
21/04/2017

 

Una modelo italiana y antigua finalista del certamen de belleza Miss Italia que fue atacada con ácido por su expareja hace cerca de tres meses ha conmocionado con su testimonio a los espectadores de un programa de la televisión de su país.

La vida de Gessica Notaro, de 27 años, ha cambiado radicalmente tras el ataque perpetrado por su exnovio, en el que sufrió graves heridas cutáneas, y se enfrenta ahora a la posible pérdida de visión de un ojo. Notaro apareció el pasado jueves en un programa de la televisión italiana en el que, tras explicar su historia, se descubrió la cara y le lanzó un mensaje a su agresor: «Quiero que veas lo que me has hecho. Esto no es amor».

La realización del programa había hablado con la modelo previamente a su emisión y le había ofrecido realizar la entrevista con el pañuelo puesto o sin él, del modo en que se encontrase más cómoda. La modelo aseguró que prefería que todos vieran lo que le había pasado para crear conciencia.

Después de haber pasado por múltiples operaciones y mientras sigue luchando por conservar la vista en su ojo izquierdo, Notaro decidió dar un paso al frente para denunciar el terrible sufrimiento que le ha causado su expareja. La modelo había terminado la relación con su exnovio el pasado verano y poco después denunció ser víctima de acoso por su parte, lo que conllevó que se le impusiera una orden de alejamiento.

«Mientras el ácido me comía la cara yo estaba de rodillas rezando», explicó la modelo. «En esos momentos pensaba: Dios mío, por favor, llévate mi belleza pero déjame la vista», añadió emocionada.