+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN EL SEAWORLD DE FLORIDA

Muere Tilikum, la orca cautiva que mató a su entrenadora

El animal, el mayor cetáceo del mundo en cautividad, tenía 36 años

 

La orca Milikum, un macho de 5.600 kilos, durante una exhibición en el parque acuático SeaWorld de Orlando, en Florida (EEUU). - MATHIEU BELANGER / REUTERS

EL PERIÓDICO
09/01/2017

Tilikum, una orca del SeaWorld muy conocida por haber estadoimplicada en tres muertes, incluida una de sus experimentadas entrenadoras, así como por protagonizar 'Blackfish', un documental de denuncia sobre la vida de los mamíferos marinos en cautiverio, falleció el pasado viernes, según ha informado el parque temático deOrlando (Florida, EEUU). Era un macho y tenía 36 años, 33 de los cuales pasados entre los muros de piscinas.
 

La orca Tilikum, la mayor del mundo en cautiverio (medía 6,9 metros y pesaba 5.600 kilos), murió rodeada de sus entrenadores y cuidadores. En marzo del año pasado, SeaWorld ya advirtió de que la salud del animal se estaba deteriorando a causa de una infección bacteriana en los pulmones. Al mismo tiempo anunció que dejaría de tener orcas en sus instalaciones.

El cetáceo fue capturado en Islandia en noviembre de 1983 junto a otros dos ejemplares que pronto fallecieron. En un principio lo enviaron a Sealand, un parque acuático de Victoria (Canadá).

En 1991, una de sus entrenadoras, Keltie Byrne, resbaló y cayó a un tanque donde se encontraban Tilikum y otras dos orcas. Los animales la sujetaron con la boca la sumergieron bajo el agua, lo que le ocasionó la muerte por ahogamiento. Tras aquel incidente y el cierre de Sealand, Tilikum fue trasladado a SeaWorld en 1992., Allí estuvo implicado en otras dos muertes.

La primera fue 1999, cuando un joven visitante del parque acuático,Daniel Dukes, de 29 años, apareció misteriosamente muerto sobre la espalda del cetáceo.

Una década después, el 24 de febrero del 2010, Tilikum atacó y causó la muerte de Dawn Brancheau, una entrenadora de 40 años con 16 de experiencia en SeaWorld, frente a una veintena de turistas. Meses después, el parque fue multado por haber violado tres reglas de seguridad y Tilikum fue retirado temporalmente del espectáculo de orcas. Sin embargo, volvió al año siguiente.

En el 2013, la CNN estrenó el documental ‘Blackfish’, que hacía seguimiento a los 39 años de cautiverio de las ballenas de SeaWorld. La película concluía que la violencia de las ballenas derivaba del estrés y del aburrimiento que sufrían por el encierro. SeaWorld, que se negó a participar en el proyecto, criticó la cinta.

Durante su vida en cautiverio, Tilikum tuvo 13 hijos.