+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FLAGRANTE ERROR ADMINISTRATIVO

Multas hacia el más allá

Una mujer figura como infractora de tráfico, pese a estar fallecida y sin haber tenido carnet

 

Hernández muestra las multas equivocadas. - Foto:RICARD CUGAT

VICTOR VARGAS LLAMAS
28/08/2014

Hay multas plenamente identificadas en la mente del (presunto) infractor, que ve romperse la ilusoria tregua administrativa al tiempo que rasga el sobre. También las hay sorpresivas, que desatan el sobresalto entre sudores fríos al constatar en el buzón de casa la presencia de una misiva de tan denostado remitente. En esta última categoría cabría incorporar a María José Hernández y, sobre todo, a su madre, Carmen Robles, receptora de tres sanciones de tráfico en cuatro años.

No pasaría de una mala racha si no fuera por el significativo matiz de que la señora Robles nunca tuvo carnet de conducir, ni vehículos a su nombre. Y sobre todo, antes de suspicacias sobre acciones ilegales, conviene exponer que dos de esas sanciones se le notificaron estando ya fallecida.

La primera multa llegó en agosto del 2011, por estacionar en el carril bus del barcelonés paseo de Fabra i Puig: 200 euros si no se acogía a la rebaja del 50% por pronto pago. A lo que se acogió la hija fue a una alegación que se saldó con una resolución a favor de la demandante, que a sus 91 años iba en silla de ruedas. "Ni hubiera podido subir sola a ese coche", se queja Hernández, al recordar a que el vehículo es un todoterreno.

La familia supo gracias a una consulta con los Mossos d'Esquadra que el problema radicaba en que el DNI de la señora Robles coincidía con el del auténtico propietario del coche, a excepción de los dos últimos dígitos, 69 para ella y 96 para el infractor. Despejada la incógnita, parecía un error puntual hasta la llegada de una nueva multa, en noviembre del 2012. ¿Cómo pudo la señora Robles exceder el límite de velocidad si había fallecido un mes antes? Nuevo recurso, aportando el nombre del dueño del coche y especificando el equívoco del DNI. Otra resolución ganada pese al malestar creciente. "No es agradable recordar a tu madre así, a las pocas semanas de dejarnos", expone Hernández.

Tregua interrumpida

Un año de tregua hasta la llegada de otra notificación, por tercera vez en Fabra i Puig. La hija, que compartía domicilio con ella, no la recoge, estupefacta. En julio de este año recibe un apremio que eleva la multa a 111,73 euros. Tercer recurso, con certificado de defunción incluido. Desde el consistorio le sugieren que acuda a Tráfico a corregir el error. Harta de sentirse "impotente", la hija va a La Campana, donde confirman el mal registro del vehículo en el 2003. Pero ahí no se acaba la pesadilla para la familia. "Me requieren el pago de 8,20 euros para subsanar el error. ¿Debo pagar por una negligencia administrativa de la que solo somos víctimas? Sentimos una gran impotencia", deplora.

A llamada de este diario, la subjefa provincial de Tráfico de Barcelona, María Teresa García-Herrero, identifica el error, lamenta "el perjuicio para la familia" e informa de que ya se ha subsanado, destacando que "no es habitual que solo por el DNI se den estos errores". De confirmarse la corrección, la familia de la señora Robles podrá, al fin, descansar. Todo lo contrario que el conductor de un todoterreno que gusta de transitar por Fabra i Puig sin demasiados reparos.