+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN extremadura PERDIERON LA VIDA 45 PERSONAS, TRES MÁS QUE EN EL EJERCICIO ANTERIOR

Sube la mortalidad en la carretera

La DGT activará en un mes un plan urgente de medidas y retocará la formación del conductor. El 2016 acabó con un total de 1.160 fallecidos en accidentes de tráfico, el 2,6% más que el 2015

 

Sube la mortalidad en la carretera -

EFE
04/01/2017

El 2016 ha puesto fin a 12 años de descenso de las muertes al volante y ha cerrado con 1.160 fallecidos en accidentes en las vías interurbanas, 29 más que 2015, un repunte que la Dirección General de Tráfico quiere frenar con un plan urgente de medidas que dará a conocer en un mes. La curva descendente que dibujó la gráfica de la siniestralidad vial desde 2004 se fue haciendo menos pronunciada en los últimos cuatro años, pero ha sido el ejercicio recién acabado el que ha roto definitivamente esa tendencia con un incremento del 2,6% en el número de fallecidos, contabilizados en las primeras 24 horas del siniestro. En Extremadura, 45 personas fallecieron en las carreteras en el 2016, tres más que el año anterior.

Ha sido el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, el encargado de dar a conocer el balance de la siniestralidad del año pasado, cuando se produjeron 1.038 accidentes mortales (15 más que en 2015, es decir, un alza del 1,4%), en los que 5.067 personas tuvieron que ser hospitalizadas por las heridas sufridas, 209 más (4,3%).

Siete comunidades autónomas han reducido el número de víctimas mortales (Cataluña, Castilla y León, Cantabria, Madrid, País Vasco, Navarra y Canarias), mientras que ha crecido en el resto, sobre todo en la Comunidad Valenciana, con 19 más. El número de personas muertas en accidentes de tráfico aumentó en Andalucía el 8,1% al pasar de 172 fallecidos en el 2015 a 186 contabilizados en el 2016.

Sin querer centrar en un solo factor las causas del repunte, Serrano sí citó, además del aumento de la movilidad, el envejecimiento creciente del parque de vehículos. De hecho, la media de edad de los turismos implicados en accidentes mortales es de 13,6 años, de 11,1 las furgonetas y de 9,5 las motos. En el análisis de los siniestros mortales del pasado año, la distracción se sitúa como el principal factor, presente en el 28%; por delante de la velocidad inadecuada, con el 21%.

Y dos datos que preocupan también a la DGT: el aumento de las infracciones por consumo de drogas ilegales (casi el 40% de las pruebas resultan positivas frente al 1,5% de las de alcohol) y que persista un cierto número de usuarios que no hace uso del cinturón de seguridad o del casco. Del total de fallecidos el año pasado, 116 no los llevaban puestos.

Con todas estas cifras, Tráfico, por mandato del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha comenzado a diseñar un plan urgente de medidas que se darán a conocer en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso. No entró el director de Tráfico en detalles, pero dejó claro que no se tocará el régimen sancionador y que las medidas irán dirigidas a la mejora de la formación, el reciclaje de los conductores y a los cambios en el carné por puntos.