+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Por irregularidades en sus expedientes de escolarización

Denuncian la expulsión de tres niños del colegio de Los Maristas de Badajoz

 

Fachada del colegio Los Maristas de Badajoz, donde estaban escolarizados los tres niños expulsados. -

EFE
05/12/2017

La familia de un alumno de tres años del colegio Los Maristas de Badajoz ha denunciado la expulsión del centro de su hijo y de otros dos escolares más de la misma edad por irregularidades en sus expedientes de escolarización, por lo que deberán causar baja pese a haber iniciado el curso en este centro.

Unas irregularidades "totalmente falsas, al menos por parte de esta familia", se ha manifestado a través de un comunicado.

Según la nota, en mayo pasado se inició el proceso de escolarización de este alumno en el ciclo de Educación Infantil, que se solicitó en Los Maristas y se tomó para ello uno de los domicilios laborales del padre como criterio de zona.

Este precepto, junto a pertenecer a familia numerosa, se acreditó documentalmente, y el niño fue admitido, formalizó su matrícula e inició sus clases en septiembre.

Sin embargo, el pasado viernes el secretario del colegio trasmitió por teléfono a la familia que se había recibido un escrito de la Comisión de Escolarización por el cual el alumno, y otros dos niños más, deben causar baja en el centro.

El colegio debe además admitir la matriculación de tres nuevos niños en virtud de la resolución de un recurso de alzada, alegándose únicamente que existe un informe del superintendente jefe de la Policía Local de Badajoz por el cual se pone de manifiesto que se habrían falseado los datos facilitados como domicilio.

Las familias afectadas fueron convocadas para una reunión ayer, en la que se les notificó por escrito esta situación, tras la cual se dirigieron a la Delegación de Educación en Badajoz para acceder al expediente administrativo, comprobar los motivos de la expulsión y solicitar de forma inmediata la adopción de medidas cautelares para dejar en suspenso dicho acto.

Ayer también se presentó ante el Juzgado Contencioso Administrativo la solicitud de estas medidas, previa a la interposición del procedimiento ordinario, para solicitar la suspensión del acto, del que nunca han sido informados previamente, con el fin de que los niños puedan continuar escolarizados en el colegio hasta que se resuelva el procedimiento ordinario que se presentará en los próximos días.

El colegio les ha informado que el próximo lunes se les prohibirá la entrada a los niños en clase, porque sus puestos serán ocupados por los tres nuevos alumnos, aunque la intención de las familias es que sus hijos ocupen sus aulas, mientras la Administración "no dé una explicación de como se ha llegado a esta situación".