+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

don benito 3 celebración del encuentro nacional en las instalaciones de feval

Las escuelas familiares agrarias debaten su adaptación al siglo XXI

En Extremadura existen dos centros de este tipo, en Valdivia y Guadaljucen. Su origen, ligado a la formación agraria, se ha ido adaptando a cada territorio

 

Vara, Quintana (ambos en el centro) y dirigentes de las escuelas familiares, ayer en la inauguración. - R. HABA

RAÚL HABA prov-badajoz@extremadura.elperiodico.com DON BENITO
05/07/2018

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, destacó ayer la importancia de la formación de las personas a lo largo de la vida. Lo hizo en la inauguración de la Escuela de Verano de las Escuelas Familiares Agrarias en Don Benito.

Feval acoge hasta mañana la edición número 27 de la escuela de verano de las escuelas familiares agrarias existentes en toda España. La iniciativa, que arrancó ayer en Feval con presencia del ya citado Fernández Vara; el alcalde anfitrión, José Luis Quintana, y dirigentes de la federación de las escuelas, tiene como finalidad formar al profesorado y que dichos docentes compartan sus experiencias educativas.

Las escuelas familiares agrarias o Efas, como son conocidas coloquialmente, surgieron hace 50 años en el medio rural, en principio con una vocación de formación agraria. La actualidad es ahora bien distinta en estos centros privados y concertados, con enseñanzas adaptadas al desarrollo de cada territorio. De esta forma, mientras unas se centran en contenidos netamente agrarios, otras han orientado sus planes de estudio a la sanidad o a las nuevas tecnologías.

Cada año, el profesorado de las Efas se da cita en una comunidad. Este año le ha tocado a Extremadura, región que cuenta con dos centros de este tipo, en Valdivia y Guadaljucén.

Esta escuela de verano concluirá mañana con varias ponencias; una de ella a cargo de Claude Richard, experto en este tipo de enseñanzas en le región francesa de Bretaña.

El presidente de la Junta afirmó que en la vida hay dos cosas que no se pueden elegir «nuestro código genético y nuestra familia», siendo todo lo demás páginas en blanco de un libro, que se van escribiendo principalmente con dos factores «la formación y las experiencias de vida».

Fernández Vara reflexionó sobre la sociedad actual, que muy poco tiene que ver con la de hace 50 años. «Ahora todo evoluciona a gran velocidad y siempre se tiene que estar aprendiendo ya que entre otras razones lo que te habilita para el ejercicio de una profesión, caduca a los pocos días».

SOCIEDAD MÁS ABIERTA / El presidente de la Junta de Extremadura dijo que es cierto que las matrículas universitarias están bajando, pero este dato hay que ponerlo al lado de la formación profesional, que ha ido creciendo de forma exponencial en los últimos años. «Esto pone de manifiesto que estamos en una sociedad más abierta, sobre todo, en lo que tiene que ver con las competencias y las habilidades y ya no solo con el conocimiento».

Además, puso en valor la formación vinculada a las prácticas laborales, así como la importancia de ser capaces de adaptarse a un modelo donde la formación se hace en el seno de las propias empresas, destacando el valor de la formación dual.

También valoró la formación profesional que considera «más dúctil y sensible en el modelo en el que vivimos en la actualidad».

Por último, el jefe del Ejecutivo regional señaló que hoy en día a muchas empresas no les preocupa tanto la formación de las personas que va a contratar sino su capacidad de aprender.