La Agroganadera de Trujillo ha vuelto con fuerza al panorama de las principales ferias ganaderas de la región. Tras el obligado paréntesis del año pasado, el certamen –que ayer inició su trigésimo séptima edición- aspira a reinventarse y poner el acento en las nuevas tecnologías aplicadas a la agroganadería. Así se desprende de los anuncios realizados en el salón de actos del Mercado Regional de Ganados de Trujillo, que este fin de semana será escenario de subastas mixtas, es decir, con compradores online y presenciales.

Rafael España, consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital de la Junta de Extremadura incidió en la aplicación de la I+D+i en la modernización y digitalización de las explotaciones agrarias como forma de mejorar la calidad de vida de los agricultores y ganaderos y además conseguir fijar población en el medio rural. El consejero se refirió a las distintas ayudas que la Junta ha desarrollado para solventar la difícil situación que atraviesa el campo, «que no solo hacen más competitivo el sistema productivo, sin que generan valor en el territorio».

«Debemos trabajar para contar con una potente infraestructura de telecomunicaciones, tener un supercomputador de nueva generación, promover el despliegue de redes 5G por todo el territorio y experimentar con las posibilidades de la robótica y la conducción autónoma ligadas al sector agrario», indicó. También se refirió al proyecto local de la empresa Diamond Foundry de diamantes sintéticos para producir semiconductores como algo que «no es incompatible con el campo».

20

Vuelve la Feria Agroganadera de Trujillo J. VENTURA

Agradecimientos

El presidente de la institución ferial, Enrique Borrega, agradeció a todas las instituciones públicas que hacen posible la Agroganadera de Trujillo, así como a Cajalmendralejo su apoyo. Es el caso de la Junta de Extremadura y de las aportaciones de las dos diputaciones provinciales extremeñas. Especial énfasis puso en las subvenciones de la Diputación de Cáceres, una de 40.000 euros para la creación y puesta en marcha de un laboratorio agroindustrial, así como los 70.000 euros para la mejora del salón de actos de la feria. El Ayuntamiento de Trujillo contribuye con 20.000 euros a la institución ferial.

Tras destacar el trabajo realizado por los trabajadores del sector, Enrique Borrega destacó las novedades de este año, como la participación de las nuevas razas, la Marismeña o la Angus en las naves de vacuno, el regreso de la gallina o el del ganado equino, con presencia de las razas árabe, hispano-árabe española y un gran espectáculo de doma.

 El alcalde de Trujillo, José Antonio Redondo, recordó el papel que juega el campo como herramienta para el desarrollo. «Nuestra ganadería tiene que ser puntera», dijo, y recordó que el laboratorio agroindustrial será una herramienta al servicio de los profesionales de la comarca.

Tras los discursos, las autoridades visitaron las distintas naves ganaderas de la feria, así como el V Salón de la Carne , en el que se sucederán hasta el próximo domingo distintas demostraciones de cocina en vivo de la mano de cocineros e influencers.