El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, no cree que la capital de Tierra de Barros pueda sufrir un cierre perimetral, pese al aumento notable de contagiados por coronavirus durante la última semana y tras ver el cierre perimetral de la vecina localidad de Villafranca de los Barros. «Son medidas que toma la Junta, pero desde la Consejería de Sanidad ya han manifestado que el cierre de las grandes poblaciones no tiene el efecto pretendido». Ramírez ha recordado que Almendralejo fue la primera de las grandes ciudades que fue sometida a un cierre perimetral en una ola anterior y reconoce que no fue una decisión acertada. Realmente, aquello generó un caos que fue muy criticado desde muchos sectores de la localidad.

El primer edil ha recordado que las pruebas de cribado para que la gente pueda realizarse el test covid siguen vigentes. En el Palacio del Vino se pueden realizar entre las 10 y 11 horas. En el centro de salud de San José el horario es de 11 a 12 horas. Y en el centro de salud de San Roque se realizan pruebas de 12 a 13 horas

Se ha descartado un posible brote en la residencia de mayores Nuestra Señora de la Piedad después de que un trabajador hubiera dado positivo. Las pruebas hechas con posterioridad a los residentes dieron negativo. Ramírez pide «un último esfuerzo porque este ya puede ser definitivo».