La nueva plataforma única que ya se puede ver en las calles Ricardo Romero y el tramo final de calle La Hierba que conecta con la calle Francisco Pizarro ya se encuentra totalmente terminada tras cuatro meses de obras. El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, y el concejal de Obras, Antolín Trigo, visitaron la actuación que ha permitido aumentar las condiciones de accesibilidad y tránsito peatonal a dos calles muy céntricas.

Esta actuación ha sido financiada con fondos europeos y la obra ha durado cuatro meses, algo más de lo previsto, al coincidir con la reestructuración de parte de la fachada del Convento de Santa, un inmueble que es Bien de Interés Cultural y que se sitúa justo en la calle Ricardo Romero.

Por ambas calles ya se puede transitar, aunque será la semana que viene cuando se abra definitivamente ambas vías a la circulación de vehículos. De momento, sólo estará abierto al tráfico de usuarios de cocheras en la zona. La nueva plataforma única ha implicado la eliminación de gran parte de los aparcamientos que había en la calle Ricardo Romero, que quedará con unos tres aparcamientos y una zona de carga y descarga.

Ramírez cree que esta obra no sólo mejora el tránsito y accesibilidad de personas, sino también la imagen de una zona muy céntrica de Almendralejo.