Vecinos de la urbanización San Marcos han remitido un escrito al Ayuntamiento de Almendralejo para expresar una queja que viene aparejada de un alto riesgo de accidentes, que ven crecer día a día debido a las circunstancias paralelas. La mala señalización, el alto número de vehículos y la presencia en estas fechas de un puesto de fruta hacen que el riesgo de accidentes crezca. De ahí la alerta de los vecinos que viven en la zona y que transitan diariamente por la zona.

Estos usuarios que han remitido la carta pertenecen a la zona conocida como Mirador de San Marcos, una zona de chalet a la que se accede desde la rotonda situada en la circunvalación y denominada 'Rotonda de Hormigusa'. Esta rotonda tiene tres carriles y cinco salidas, todos bien señalizadas menos la que da acceso y salida al Mirador de San Marcos. El tráfico que llega hasta ella viene de la carretera de circunvalación que une la autovía A-66 con poblaciones de la comarca, cruzando la carretera de Badajoz, por lo que tiene tráfico pesado que se mezcla con la llegada a la zona residencial de las personas que viven allí.

Llegadas estas fechas estivales, los vecinos observan desde hace tiempo cómo se producen aparcamientos de vehículos que taponan esta entrada y salida al Mirador de San Marcos. El tema se agrava en verano con el puesto de frutas (melones y sandías) que ocupa la intersección de dos salidas y que hace que muchos coches y camiones aparquen en la vía de acceso y salida antes mencionada, taponando a los vehículos que quieren acceder al Mirador de San Marcos.

Fotografías de diferentes momentos del día muestran cómo, en algunos momentos, estos vehículos han tenido que esperar en mitad de la rotonda, con el riesgo evidente en una zona así de ser embestido por detrás por otros vehículos, como ya ha pasado en alguna ocasión. Todavía es más peligroso con niños pequeños abordo de estos coches, ya que la zona residencial recobra más vida ya que la mayoría son segundas viviendas que son utilizadas de forma más frecuente en esta época del año.

A través del documento remitido al Ayuntamiento de Almendralejo, los vecinos han solicitado al equipo de gobierno de la ciudad que realice trabajos de señalización que marquen debidamente el carril de entrada y salida de esta rotonda, tal y como marca la Ley de Dirección General de Tráfico, y habilite zona de aparcamientos que no taponen la vía y, por supuesto, no conlleven un alto riesgo de accidentes.