No hubo que lamentar daños personales, pero las fuertes inundaciones de hace dos semanas por el temporal Dana dejaron cuantiosos daños materiales, tanto en vías públicas como en negocios privados, que todavía colean en Almendralejo. Desde el mismo día de las inundaciones, el ayuntamiento se puso manos a la obra para asesorarse sobre cómo actuar y decidió poner en marcha una serie de contratos de emergencia que ampara el Gobierno de la nación ante catástrofes de este tipo.

Una de las obras de reparación que avanza con más rapidez es el arreglo del socavón en una zona central de la avenida de la Paz que mantiene cortado el tramo entre las glorietas de los Cubos y la estatua de la Libertad desde hace dos semanas. Esto ha generado importantes retenciones y colas de vehículos para salir de la avenida de la Paz, ya que las obras de remodelación de la Plaza de Extremadura mantienen cortado otro paso importante de la rotonda de Los Cubos, dejando sólo salida por la calle Cometa. Durante las últimas semanas, la policía local ha tenido que controlar el tráfico en la avenida López de Ayala en las horas puntas de salida de los negocios, con el agravante de tener al lado el colegio de San Roque.

Te puede interesar:

Según ha podido saber este periódico, es muy probable que la obra del arreglo del socavón de la avenida de la Paz, realizada con maquinaria de Neorama Obras, quede ya finalizada este fin de semana y se pueda reabrir al tráfico de vehículos, lo que supondrá un importante alivio en la circulación. 

Del mismo modo, se está acometiendo una mejora importante de la calzada en la entrada a la Vereda Corona desde la carretera de circunvalación, que también quedó cortada al tráfico para su arreglo por emergencia.