El laboratorio almendralejense Heral Enología ha puesto en marcha un nuevo proyecto que consiste en evaluar y clasificar los vinos en función de sus propiedades beneficiosas determinando el contenido de sus polifenoles, es decir, los compuestos presentes en el vino que son responsables del color y, en gran medida, del sabor, teniendo la propiedad de ser unos potentes antioxidantes y contribuyendo al beneficio de la salud. El análisis se hará con la técnica de infrarrojos dentro de una tecnología nunca antes vista en el sector de los vinos. 

Heral ha sido capaz de poner en marcha este proyecto de investigación inicial gracias al Programa de Innovación y Talento (PIT) que subvenciona la Junta de Extremadura y en el que Heral ha participado en sus cuatro ediciones. Este plan permite a empresas y entidades de la región poder contratar a jóvenes titulados universitarios o con formación profesional durante doce meses. Es el caso de Heral, que ha podido contar con la joven cacereña Laura Mendoza, que ha iniciado esta investigación y tiene por primera vez un sueldo y una oportunidad laboral con este programa.

La consejera de Educación y Empleo de la Junta, Esther Gutiérrez Morán, ha querido hacer una visita a Heral Enología y conocer la puesta en marcha del proyecto. Allí ha desvelado que, tras las primeras convocatorias de este programa, más de un 70 por ciento de los participantes han logrado una inserción laboral «de calidad», logrando retener el talento en Extremadura. En esta cuarta edición participan 300 jóvenes titulados.

Esther considera que no sólo se les da una oportunidad laboral, sino que se les permite ganar experiencia profesional. La cuantía para este programa se ha duplicado este año.

Laura Mendoza cree que el proyecto puede servir para poner en valor a los vinos, ya que analizando sus propiedades beneficiosas y la cantidad resultante se puede saber qué vinos son más beneficiosos para la salud. 

Heral Enología ejecuta uno de los 246 proyectos aprobados para la nueva edición del PIT.