Kiosco

El Periódico Extremadura

FERIA DEL VINO

Decepción en la Comunidad de Labradores por un "escaso volumen de negocio cerrado" en Iberovinac

Considera que sólo fue un éxito como "fiesta popular"

El alcalde Ramírez visitó el stand de la Comunidad de Labradores en Iberovinac EL PERIÓDICO

La Comunidad de Labradores de Almendralejo ha expresado su “decepción” en un comunicado por un “escaso volumen de negocio cerrado” en la última edición del Salón del Vino (Iberovinac) celebrado la pasada semana. Aseguran en una nota que esperaban un importante volumen de negocio para sus producciones en el ámbito internacional y han tildado de “deficiente” la organización de la feria desde el primer momento, al reducirse de manera notable el número de importadores internacionales que han participado en comparaciones con ediciones como las de 2014 o 2019.

“El sector agrario se ha sentido decepcionado con una feria en la que esperaba contar con muchas más relaciones comerciales y algún compromiso más explícito de la Junta y el Ayuntamiento para atenuar las tremendas dificultades que atraviesan los agricultores”, expone el colectivo en la nota.

La Comunidad de Labradores explica que hace ocho años hubo 40 importadores, multiplicando la cifra por cuatro con respecto a la de este año, y se establecieron misiones comerciales en Japón, Latinoamérica, China o Tailandia, entre otros.

El colectivo, en cambio, si ha reconocido el éxito de Iberovinac como “fiesta popular” en la que se dieron cita miles de ciudadanos y que sirvió de preámbulo a la romería de San Marcos.

La Comunidad de Labradores lamenta que "lo que debería ser un escaparate de proyección internacional de nuestros productos del campo, para abrir nuevos mercados y canales de comercialización, se vaya convirtiendo en un jolgorio para la atracción de la población, y mucho se teme que, la próxima edición, sirva de púlpito y atalaya a los gobernantes que se encontrarán a las puertas de las elecciones municipales y autonómicas".

Critica, por último, que "Iberovinac haya servido de excusa para que muchos gobernantes y organizadores se hayan reunido en grandes cenas y comilonas, ‘para celebrar no sabemos qué’, mientras el campo agoniza y la pasividad de quienes tienen la responsabilidad de dar soluciones es total y absoluta".

Compartir el artículo

stats