Kiosco

El Periódico Extremadura

reivindicación vecinal

Vecinos de Almendralejo y Aceuchal se quejan del estado del firme de la Ex-105

Son siete kilómetros que, a juicio de sus usuarios, dan miedo: terreno desgastado, arcenes estrechos, mucho parcheado y baches peligrosos

Vista lejana de la recta de la carretera EX105 que une Almendralejo y Aceuchal R.M.

Durante los últimos años han sido muchos los vecinos de Almendralejo y Aceuchal, además de otras localidades como Villalba de los Barros o Santa Marta, que se han quejado del mal estado del firme de la carretera Ex-105, muy especialmente del tramo que une Almendralejo con Aceuchal. Desde la salida por la glorieta de la circunvalación de Almendralejo (antigua cooperativa San Marcos) hasta la entrada al municipio de Aceuchal hay algo más de siete kilómetros de carretera que «dan miedo» repiten muchos vecinos. Firme desgastado, arcenes estrechos, mucho parcheado y baches peligrosos que son proclives a generar accidentes y sustos a los coches que por ahí circulan.

La Ex-105 es una carretera autonómica de tipo convencional que ha traído disgustos en los últimos años con múltiples accidentes y casi una decena de víctimas mortales en la última década. Las reivindicaciones de los vecinos para que las administraciones mejoren esta carretera se han avivado en las últimas semanas después del fallecimiento de una mujer, vecina de Almendralejo de 50 años, que perdía el control de su vehículo en esa vía. «Están pasando todos los años accidentes de este tipo y nadie habla de arreglar esta carretera», dice un vecino de Aceuchal que transita todos los días hasta Almendralejo.

Son cientos los vecinos de Almendralejo y Aceuchal que van de un municipio a otro de manera diaria, incluso varias veces en un mismo día. Hay que recordar que en Almendralejo hay muchos vecinos de Aceuchal, Villalba o Santa Marta que están trabajando. Y hay que puntualizar que hay muchísimos nexos familiares entre estas localidades ya consolidados en el tiempo, por lo que los desplazamientos se multiplican. 

La carretera, a simple vista, no debería entrañar excesivo peligro porque desde Almendralejo hasta casi llegar a Aceuchal hay una recta larga de algo más de cinco kilómetros. Pero el firme está en muy mal estado, recomido en laterales y con baches y parches peligrosos. «El estado de la carretera es calamitoso con una ondulación en el centro de la calzada», dice otro vecino.

Según ha sabido este periódico, la Ex-105 tuvo una importante mejora en 1992, cuando la mayor parte de la vía se adaptó a las necesidades de tráfico. 10 años más tarde, en 2002, se intervino con una capa de rodadura. Y, desde entonces, sólo se han realizado parcheados. Los vecinos ruegan a las administraciones que tomen cartas en el asunto y que consideren arreglar cuanto antes una carretera que empieza a dar pánico. 

Compartir el artículo

stats