Seguro que a muchas mujeres que empiezan a leer este artículo les ha pasado alguna vez. «Vienen diciendo que no hay manera de perder peso. Que están poniendo en marcha todos esos mecanismos que antes hacían para perder esos kilos que sobraban, pero que ahora les resulta imposible. Se encuentran desesperadas», relata Ana Ruiz de Angulo, gerente de Ranva Clinic, clínica médico estética de referencia en Badajoz. Y es que recuperar la figura tras activarse el proceso de la menopausia no es tarea sencilla. Pero tampoco imposible.

Es una realidad la confección de tratamientos y dietas que combaten la menopausia y ayudan a esas mujeres, normalmente entre los 48 y 57 años, a recuperar su figura y silueta. «En definitiva, a que se sientan bien, contentas y cómodas con su cuerpo».

Las personas inmersas en el proceso de la menopausia sufren constantes cambios hormonales que cambian las rutinas y las formas de afrontar un proceso de mejora del peso. En el proceso, las mujeres suelen acumular más grasas en la zona abdominal, hay afloración de celulitis en determinados puntos del cuerpo y se crean esos depósitos de grasa en la piel (la llamada piel de naranja) que provoca desesperación en muchas mujeres.

En Ranva Clinic han diseñado procesos específicos para estas circunstancias que van acompañados de pautas y recomendaciones nutricionales. «No hablamos de dietas restrictivas, ni mucho menos, sino de recomendaciones basadas en alimentos y hábitos a la hora de comer», explica Ana. Se diseñan menús semanales que se van actualizando constantemente para no comer siempre lo mismo. «En España tenemos esa suerte de tener una gran riqueza gastronómica que tenemos que aprovechar», puntualiza.

Son programas destinados a la pérdida localizada de grasa en el abdomen, a paliar esa llamada piel de naranja o atacar esa flacidez en brazos o piernas. «Hacemos fotografías del inicio, del durante y del final para analizar los resultados y las caras de satisfacciones de las mujeres son tremendas», señalan en Ranva.

Para el tratamiento se suele actuar con carboxiterapia en las zonas de grasa localizadas y para la regeneración de la piel se utiliza la mecánica de Indiva, que es un potente regenerador muscular que ayudar a fortalecer la masa muscular. Además, todo se complementa con LGP Médica, que en Ranva es la más avanzada del mercado, para tratar la celulitis y observar cómo desde las primeras sesiones ya se encuentran resultados eficientes.

«Lo mejor es que son tratamientos personalizados, ya que cada persona tiene unas necesidades y eso es lo que más nos gusta en Ranva Clinic», reconoce su gerente Ana Ruiz.