acto solidario

Una madre de Almendralejo agradecida: «Ver arropada a mi hija con ataxia así no tiene precio»

La madre de Verónica Antúnez agradece la solidaridad de los ciudadanos en la gala benéfica celebrada en el teatro Carolina Coronado

Un momento de la gala benéfica en el teatro Carolina Coronado.

Un momento de la gala benéfica en el teatro Carolina Coronado. / cedida

Emoción, arte y solidaridad por los cuatro costados tuvo el teatro Carolina Coronado de Almendralejo durante la gala benéfica y solidaria que sirvió para apoyar, arropar y recaudar fondos para Verónica Antúnez Rubin y su familia, que se enfrenta a la enfermedad degenerativa de Verónica llamada ataxia tipo SCA3, un trastorno que provoca la pérdida de la capacidad de coordinación de los movimientos de una persona, sin llegar a paralizar por completo los músculos, pero que puede crear una dependencia parcial o total.

La gala resultó muy emocionante con la unión de artistas locales y de la tierra para hacer sus mejores espectáculos y un público que pagó cuatro euros por entrada que son totalmente benéficos para los familiares. 

Participaron artistas como Carmen La Parreña, Cosita Buena, la Iglesia Evangélica Filadelfia, los músicos Aurora y Laura Ortiz, Siente y Baila, Jorge Fernández y Sofía Moreno, Andrea Leva Álvarez y Manitas de Cristal.

«Quiero agradecer al quiromasajista David Toro, autoridades, asociaciones de vecinos, artistas y a todos los que han colaborado. Por supuesto al pueblo maravilloso de Almendralejo y su solidaridad. Ver a mi hija así, tan arropada, no tiene precio. Es una enfermedad dura que ya pasé con su padre y con un hijo duele más» comenta su madre.