Almendralejo

Un proyecto de Heral Enología para reutilizar la salmuera es el ganador del Premio Pyme Innovadora

Con un prototipo consigue eliminar parte de los vertidos de las aceituneras

Manuel Álvarez y Pedro Álvarez recibieron el premio de manos de parte del jurado del certamen.

Manuel Álvarez y Pedro Álvarez recibieron el premio de manos de parte del jurado del certamen. / R.M.

Un proyecto presentado por la empresa Heral Enología para la reutilización de la salmuera y la disminución de vertidos contaminantes sobre el medio ambiente ha resultado el ganador del certamen Premio Pyme Innovadora que concede el ayuntamiento de Almendralejo y al que se han presentado nueve empresas. 

Para este concurso, que se celebra por segunda vez, Heral Enología presentó un proyecto basado en dos partes. Por un lado, el aprovechamiento de la lejía que se utiliza para cocer aceitunas y que produce una salmuera que la propia aceitunera usa para la conservación del producto; y por otro lado, la reutilización de esta salmuera mediante un sistema de decoloración a través de un nuevo prototipo que ha sido patentado y que provoca, en palabras del CEO de Heral, Manuel Álvarez, la eliminación de algo más del 80 por ciento de los vertidos que hoy día emite una fábrica de aceituna, por lo que resulta una idea muy innovadora y beneficiosa para el medio ambiente y, más en particular, para la zona de Tierra de Barros. 

Un comité de técnicos municipales ha valorado este proyecto como el mejor de los presentados y obtiene un premio económico de 1.000 euros, además de participar en la séptima edición del Foro ‘Innpulsa Emprende’, donde coincidirá con empresas y proyectos innovadores de toda España. El año pasado fue la empresa Ondupet la que ganó el Premio Pyme Innovadora en su primera edición.

«Para nosotros supone una gran satisfacción porque trabajamos para una industria muy importante de esta comarca y porque también recibimos un galardón parecido en el marco de Iberovinac» ha comentado Manuel Álvarez. 

Profundizando sobre el proyecto, el prototipo realizado de esta máquina ya ha tenido dos pedidos formalizados y cuenta con bastante demanda. Asimismo, Heral Enología está trabajando de la mano de grandes firmas como Viñaoliva y Fruyper con la intención de solicitar un grupo operativo supraautonómico que empiece a colaborar con empresas de otras regiones como Murcia y Castilla-La Mancha. 

Cuenta Manuel Álvarez que este proyecto «supone solucionar un problema muy presente en Almendralejo y comarca. Había previsión de hacer más balsas para acoger más vertidos, pero ahora las balsas actuales serán suficientes. De la misma manera, estas máquinas pueden reducir a los industriales los cánones que actualmente pagan por vertidos, por lo que supone un ahorro de costes muy importante».