La Guardia Civil ha detenido a tres hombres, todos vecinos de Madrid y con un amplio historial delictivo, como presuntos autores de tres robos en fábricas de Castuera. Hay un cuarto sospechoso que aún no ha sido localizado y que se encuentra en orden de búsqueda, según han informado fuentes de la Comandancia de Badajoz. Según la benemérita, pertenecen a un grupo criminal dedicado al asalto de fábricas de alimentación, con la capital de España como centro de operaciones, donde planeaban los golpes, para después desplazarse a otros puntos del territorio y regresar de nuevo con el botín.

Según han explicado fuentes de la Guardia Civil, la madrugada del pasado 10 de septiembre, la central de alarmas informaba del robo que se podía estar perpetrando en una fábrica de quesos de la localidad de Castuera. Una vez en el lugar, los agentes comprobaron que los accesos a las instalaciones estaban forzados y en la parte trasera, cerca de la puerta de la cámara frigorífica, localizaron una furgoneta que presuntamente habían abandonado los ladrones al verse sorprendidos.

Tras estos hechos, el equipo de Policía Judicial de Villanueva de la Serena inició una investigación para esclarecer lo ocurrido y tratar de arrestar a los responsables. Una vez visionadas las imágenes grabadas por las cámaras, se constató que el vehículo intervenido estaba implicado en otros dos robos perpetrados esa misma madrugada en otros dos fábricas cercanas: una dedicada también a la elaboración de quesos y otra de turrones, en las que, tras neutralizar los sistemas de alarmas, se habían sustraído dinero, material electrónico e informático y más de 400 quesos.

Las gestiones de la Guardia Civil, que contó con apoyo de agentes de Soria y otras comunidades, permitieron determinar la implicación en estos hechos de un mismo grupo formado por cuatro personas, que, con el objetivo de que no se les relacionase con estos hechos, esa misma mañana habían denunciado en Madrid la sustracción de la furgoneta que utilizaron para el último robo y dejaron abandonada. Una vez identificados los integrantes de la banda, se detuvo a tres de ellos en la localidad madrileña de Arganda del Rey. Los agentes no descartan que los arrestados puedan estar implicados en otros robos tanto dentro como fuera de la región.

Las diligencias y los detenidos ya han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Castuera.