“No hemos podido ganar, pero hemos tenido la suerte de llevar a nuestros pueblos a la final de España”. Así se mostraba Salva Calderón, bailaora de Monesterio, tras la participación de sus grupos de baile en la gran final del concurso europeo, Vive tu Sueño, que se ha celebrado este sábado, 19 de junio, en el Palacio de Congresos de Tarragona.

La jornada del sábado se dedicó por completo al flamenco. Casi doscientos grupos, pertenecientes a otras tantas escuelas y academias de baile, repartidas por todo nuestro país. Hay que recordar que para pasar a la final era necesario ganar en las diferentes finales autonómicas, con lo que la academia de baile de Salva Calderón acudió a Tarragona como representante extremeña en la modalidad de baile flamenco.

 Inolvidable

“Ha sido una experiencia inolvidable”, explica la bailaora de Monesterio. La final ha sido “durísima, de mucha competencia. Con las mejores academias del país”. Y ahí han estado, este puñado de niñas, niños y jóvenes de las academias que Salva Calderón dirige en Monesterio, Fuente de Cantos, Bienvenida y Santa Olalla del Cala. No han podido llegar a la gran final europea, pero, aun así, “seguiremos persistiendo hasta conseguirlo. Lo volveremos a intentar, una y otra vez”, dice Salva. Y es que, momentos como este, son “irrepetibles”; sobre todo para el alumnado. “Se sienten como grandes artistas”. La organización, el trato, la escenografía, la iluminación, los escenarios donde se desarrollan las distintas fases; en teatros de primer nivel; y el calor del público, son algunos de los elementos que dan singularidad a este concurso.

Grupo de baile de Fuente de Cantos Cedida

Lo esencial, “la experiencia vivida”, pero además la “convivencia y el estímulo” que les motiva a seguir perseverando y mejorando, en su predisposición por el baile flamenco. Y como jurado, un elenco de artistas de fama más que reconocida, muy exigentes, y entendidos en la materia: Juan de Juan, El Yiyo, José Lucena y Juani Guerrero.

Coreografías

Salva Calderón presentó para la final nacional tres montajes. Su grupo infantil bailó por tanguillos de Cádiz. El grupo juvenil se atrevió por bulerías; y el grupo, “open” salió al escenario por alegrías. Las tres coreografías fueron muy aplaudidas por el público asistente y contaron con el reconocimiento de jurado y organización, que entregó medallas a todos los participantes, como “recuerdo inolvidable de nuestro paso por la final”

Salva agradece el “trabajo y el esfuerzo de su alumnado”, el de sus familias, así como el apoyo de los ayuntamientos de las localidades participantes, que “nos han ayudado” a sufragar los gastos del viaje hasta Tarragona. Para conseguir la financiación, incluso han realizado rifas en todos los pueblos. Pero al final, “ha merecido la pena”.