Con un presupuesto que ronda los 20.000 euros, procedentes de “fondos propios”, el ayuntamiento de Monesterio acaba de adquirir un tractor y una cisterna, que, de manera inicial se incorpora al servicio de parques y jardines, con el objetivo de “regar con agua de un pozo de sondeo”, el arbolado ornamental y las zonas verdes, “sin necesidad de consumir agua de la presa de Tentudía”.

 El alcalde de la localidad, Antonio Garrote, ha explicado que este vehículo y su cuba, también “servirá de apoyo al servicio municipal de obras”, en aquellas tareas para las que fuera precisa su intervención, así como para los proyectos de “acondicionamiento y mejoras de los caminos rurales”.

 Agua

 Garrote ha señalado que con esta adquisición de maquinaria, “ya se riegan todas las zonas verdes del municipio”. El alcalde recuerda, que con estos objetivos, el consistorio ha rehabilitado un pozo de agua no potable, para “abastecer”, --a través de un anillo perimetral, que circunda todo el casco urbano--, las necesidades de agua en el extrarradio, para el suministro de las explotaciones agrícolas y ganaderas. Se trata de una “medida de ahorro”, con la que aprovechar los recursos de este pozo, que también llegan hasta el parque y las instalaciones deportivas de El Tejar, y que, del mismo modo, “riega el césped de Estadio Municipal de Fútbol”.

 Concienciación

 Según los últimos datos dados a conocer por la Confederación Hidrográfica del Guadiana, el pantano de Tentudía, del que se abastecen las localidades de la comarca, embalsa, actualmente, 1,8 hectómetros cúbicos de agua; o lo que es lo mismo, se encuentra al 35% de su capacidad total. “Una situación de emergencia”, que necesita “de medidas y campañas”, para que “instituciones y ciudadanía”, extremen y cuiden los pocos recursos hídricos con los que cuenta la presa, hasta que lleguen las próximas lluvias.

 En este sentido, el alcalde, reitera a la ciudadanía la “necesidad” de ahorrar agua, y utilizarla “con eficiencia y responsabilidad”, hasta que “las diferentes administraciones” implicadas en paliar esta situación, “ayuden a solucionar” un problema “crónico” en la comarca de Tentudía. Las características del pantano, sus reducidas dimensiones, el aumento de empresas y de explotaciones agrícolas y ganaderas, en la comarca; el consumo familiar y la escasez de lluvias, provocan que, prácticamente durante todo el año, el pantano se encuentre en situación de emergencia. Actualmente la mancomunidad de Tentudía y sus ayuntamientos trabajan, con las diferentes administraciones y la Confederación Hidrográfica, en el “diseño de acciones que palíen esta situación de manera definitiva”.