El equipo ciclista de Monesterio, Ankay Team, continúa cosechando éxitos deportivos en esta prolongada temporada de ciclismo. En esta ocasión, su corredor más distinguido, Nicolás Montero, logró la segunda plaza en el podio, de la más que dificultosa subida al Monte Negrillo, que se disputó este domingo, 1 de agosto, en la localidad sevillana de Constantina. Siete kilómetros de subida, con más de un 14% de desnivel en algunos de sus tramos.

  Nico Montero, acudió a esta prueba acompañado por su compañero de equipo, Fortu Garzón, que logró meterse entre los veinte primeros clasificados de su categoría; (14º en modalidad MTB). Según ha explicado el responsable deportivo del equipo, Antonio Calderón, esta prueba “se adapta muy bien a las características de Montero”, con lo que “no se falló en los pronósticos”. El ciclista monesteriense se mantuvo en el grupo de cabeza hasta llegar a las rampas más duras del puerto, jugándose la victoria al esprint con Manuel Jesús Rosa, del TPNA Bike Club, a la postre vencedor de la categoría, por sólo 236 centésimas.

Nicolás Montero con el trofeo que le acredita segundo clasificado

Nicolás Montero con el trofeo que le acredita segundo clasificado Cedida

 Satisfechos

 Antonio Calderón ha mostrado su “satisfacción”, por el “progreso” de sus corredores, a medida que va transcurriendo la temporada. En cuanto a Nicolás Montero, el responsable del equipo señala que “actualmente es el corredor más en forma de Ankay”, y un ciclista “muy a tener en cuenta” en cualquier competición.

 La prueba se desarrolló sobre un trazado de 7,250 kilómetros. Con inicio en Constantina, --a unos 560 metros de altitud--, el recorrido continuó por la carretera Constantina-EVA-3, hasta llegar a la antigua base militar de Cerro Negrillo, a unos 892 metros de altitud. Según la organización, la dureza de la prueba, “por el perfil de altimetría que hay que ir superando”, (14% de desnivel en algunos tramos), “no obstaculiza el considerable número de participantes inscritos”, que este año se elevó a 150.