SE CELEBRARÁ EL 30 Y 31 DE OCTUBRE

Magadieval, vuelta al pasado en Magacela para impulsar el turismo y la economía local

Habrá ambientación medieval, un campamento árabe, tiro con arco y exhibiciones de rapaces. Los visitantes podrán contemplar la nueva iluminación ornamental del castillo

Presentación de Magadieval, ayer en la Diputación de Badajoz.

Presentación de Magadieval, ayer en la Diputación de Badajoz. / S. RODRÍGUEZ

EFE / Redacción

La localidad pacense de Magacela engalanará sus calles y plazas con motivo de la décima edición de Magadieval, ambientación medieval del Conjunto Histórico del municipio, que se realizará los próximos días 30 y 31 de octubre con la recreación de un campamento árabe, tiro con arco y exhibición de aves rapaces.

La alcaldesa y el concejal de cultura de la localidad, Inés Escobar y Ángel Calderón, presentaron ayer, acompañadas por la diputada provincial María José Benavides, esta cita que, según destacaron, fomentará la cultura y el ocio seguro y servirá para apoyar a empresas locales, artesanos y empresas de animación que han sido tan afectadas por la pandemia.

El programa de actividades comenzará con la apertura del mercado artesanal y la ambientación de calles y plazas por Frates de Cáceres, a las que seguirán las aves, muestras de combates medievales o un taller de esgrima histórica.

El día 30 por la tarde será el acto inaugural con la presencia del presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, y la secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas, junto con pasacalles de la banda de percusión Batala y el grupo Badon-Be.

Finalizará la jornada con un recital de romances, el pasacalles de gigantes y cabezudos y una guardia nocturna, mientras que al día siguiente habrá un concierto del violinista Lolo Alonso.

Además, durante ese fin de semana se llevarán a cabo, en el paseo mirador, talleres de oficios de carpintería, herrería, piedra o madera, entre otros, y habrá puestos de comidas y bebidas.

La alcaldesa recordó que el Conjunto Histórico de Magacela es un Bien de Interés Cultural por su extenso y rico patrimonio como son las pinturas rupestres, el dolmen megalítico, la impresionante fortaleza o la arquitectura popular.

Escobar confió en recuperar el número de visitantes de antes de la pandemia porque es un «evento consagrado» y porque el municipio últimamente es muy visitado por el turismo familiar gracias, en parte, a la nueva iluminación que tiene el castillo.