Alrededor de 700 mujeres residentes en Monesterio participarán en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama del Servicio Extremeño de Salud, a través de la unidad móvil, desplazada a esta localidad entre los días 10 al 19 de enero.

Durante este mes la unidad visitará cuatro localidades de la comarca de Tentudía, donde está previsto que se realicen esta prueba diagnóstica unas 1.275 mujeres, que han sido citadas con antelación.

Según comunica el SES, y siguiendo los protocolos establecidos por este servicio durante la actual crisis sanitaria, las usuarias citadas “deben seguir las normas y recomendaciones” de las autoridades sanitarias. Entre ellas, las ya conocidas de guardar las distancias, extremar la higiene de manos, presentarse puntualmente a la hora en la que hayan sido citadas para evitar aglomeraciones, y “no acudir a la prueba si presentan problemas respiratorios, fiebre o síntomas compatibles con la covid-19”.

Recorrido

Como viene siendo habitual desde el principio de este programa, la Unidad Móvil estará ubicada en la fachada principal del Centro de Salud de Monesterio. En esta localidad, la actividad ha comenzado este lunes, y se extiende hasta el próximo miércoles, día 19. Posteriormente se desplazará hasta el municipio de Montemolín, donde han sido citadas 141 mujeres.

En Montemolín permanecerá los días 21 y 22. Su tercera parada se ha establecido en la población de Calera de León. La unidad permanecerá allí durante los días 23 y 24 de enero. Están citadas 142 mujeres.  La última parada en pueblos de la comarca de Tentudía será entre los días 26, al 28 de este mes, en la localidad de Bienvenida. Allí los sanitarios de la Unidad Móvil atenderán a 295 mujeres.

Las mujeres con edades comprendidas en la franja para la participación en este programa, que residen en las localidades de Pallares y Santa María de Navas, deberán desplazarse hasta Monesterio, mañana, día 11 de enero.

El Programa de Detección del Cáncer de Mama de Extremadura, que lleva desarrollándose durante 24 años, está dirigido expresamente a todas las mujeres con edades de entre 50 a 69 años, residentes en nuestra región, y a aquellas otras, en la franja de edad de 40 a 49 años, con antecedentes de este tipo de cáncer en primer grado.