El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Badajoz ha declarado la nulidad de los nombramientos que se realizaron a favor de la concejala de Jerez de los Caballeros Manuela Cordobés, para que ocupara cargos dentro del gobierno municipal.

Cabe recordar que esta edil, que se presentó a las elecciones en la lista del PP, votó con el PSOE en la moción de censura que este partido presentó y que permitió desalojar al gobierno local, que encabezaba un alcalde de Podemos. Ahora, con esta sentencia se anula también la delegación de competencias que realizó la actual alcaldesa, Virginia Borrallo, en la concejala tránsfuga, según informan PP, Ciudadanos y Podemos en una nota de prensa.

Según cuentan, este proceso judicial se inició tras la demanda presentada por Francisca Rosa, Carlos Boza y Juan Carlos Santana, los respectivos portavoces de estos tres partidos que formaban el gobierno municipal jerezano antes de la moción de censura planteada en enero de 2021 por el PSOE y la concejala tránsfuga, que se presentó a las elecciones municipales en la lista del PP como candidata independiente.

La sentencia establece que el caso de Manuela Cordobés «es un supuesto clarísimo de transfuguismo político, pues pasó de integrar el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros a, con su voto, evitar la aprobación de los presupuestos del año 2020 elaborado por el equipo de gobierno del que ella formaba parte, siendo esta circunstancia la que determinó que el alcalde le retirara sus competencias delegadas y la excluyera de la Junta de Gobierno Local».

Además, el escrito también relata que, posteriormente, la concejala tránsfuga «contribuyó con su voto a derribar al alcalde», Juan Carlos Santana, con «su apoyo a la moción de censura presentada por el grupo socialista del ayuntamiento, pasando a formar parte de la nueva Junta de Gobierno Local».

Así, en los fundamentos de derecho de la resolución judicial, se cita como precedente la sentencia 1401/2020 del Tribunal Supremo, en la que se reconoce que «el paso a la condición de concejal no adscrito, como consecuencia o por razón de un supuesto de transfuguismo, impide que se asuman cargos o se perciban retribuciones que antes no ejercía o percibía e impliquen mejoras personales, políticas o económicas».

La magistrada concluye que, de conformidad con la Ley de Bases de Régimen Local y con la jurisprudencia del Tribunal Supremo, «Manuela Cordobés no podía asumir cargos ni percibir retribuciones que antes no ejercía o percibía e implicaran mejoras personales, políticas o económicas», por lo que «procede la estimación íntegra de la demanda».

Asimismo, se condena al Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros a asumir las costas del proceso y a exigir la devolución de las retribuciones e indemnizaciones económicas «indebidamente satisfechas» a la concejala tránsfuga por los cargos y competencias que se le otorgaron.

Ante esta situación, los portavoces locales de las tres fuerzas políticas que formaban el gobierno anterior manifiestan estar analizando el contenido de sentencia y aseguran que se pronunciarán en los próximos días sobre las acciones que van a llevar a cabo a raíz de este fallo judicial.