La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad ha liberado este viernes un nuevo ejemplar de lince en el área de Hornachos, la hembra ‘Silene’, de 7,3 kilos de peso y nacida el 9 de marzo de 2021.

Esta es la última de los diez linces -cinco hembras y cinco machos- procedentes de los centros de cría de El Acebuche, Zarza de Granadilla, La Olivilla y Silves (Portugal), según ha informado la Junta de Extremadura en una nota.

Concretamente ‘Silene’ procede del centro de cría El Acebuche y ha sido liberada por el método de suelta dura -directamente en el medio natural- en la zona de especial conservación de Hornachos, que posee un hábitat de monte mediterráneo óptimo para la especie, una elevada densidad de conejos y un gran apoyo social.

Con esta liberación la población de linces en Extremadura, contando los cachorros nacidos este año, superará los 200 ejemplares, lo que “supone un gran hito para una especie que estaba extinta desde el año 2000”.

La Junta es socio colaborador del Proyecto Lynxconnect, cuyo principal objetivo es consolidar las poblaciones existentes de lince ibérico, garantizando la interconexión genética y funcional de los distintos núcleos.

El Proyecto LIFE Lynxconnect 'Creación de una metapoblación de lince ibérico (Lynx pardinus) genética y demográficamente funcional (2020–2025)', cofinanciado al 60,67 % por la UE, viene a complementar el Programa de Reintroducción del Lince aprobado en el año 2016 en Extremadura.

En el año 2014 comenzó la reintroducción de este animal emblemático en Extremadura y gracias a la colaboración de los distintas administraciones, empresas, ayuntamientos, federaciones de caza, propietarios, gestores, oenegés, agentes del Medio Natural, Ministerio (OAPN) y SEPRONA se ha conseguido pasar de la categoría de “en peligro crítico” a “en peligro”.