Este domingo, 22 de mayo, Monesterio acogió su III Gala del Deporte. Una iniciativa del ayuntamiento de la localidad organizada por la Escuela Profesional Aguablanca a través de su especialidad de Dinamización Deportiva y Recreativa. El objetivo, explican sus organizadores, “hacer visible la gran variedad de actividades deportivas que se practican en el municipio, a la vez que reconocer la labor de clubes, asociaciones y entidades, así como de poner en valor y mostrar, las infraestructuras deportivas municipales”.

 Como colofón a una intensa mañana de deporte y convivencia, la gala se cerró con la entrega de placas conmemorativas a las distintas entidades colaboradoras, y el homenaje a algún personaje destacado del deporte local. El escenario del Pabellón Multiusos a cogió este acto institucional, en el que se homenajeó a la atleta local Claudia Martínez. “Todo un ejemplo de superación”, explicó la concejala de cultura, Dolores Vargas, tras pasar por una durísima travesía originada por problemas de salud a causa de una enfermedad relacionada con trastornos de la conducta alimentaria, de la que ha logrado salir, “gracias al apoyo de mis padres, y a la práctica del deporte”, manifestaba Claudia.

Claudia Martínez y su madre, Pilar, durante el acto de reconocimiento Rafa Molina

 Muy emocionada y rodeada de toda su familia, recibió este merecido homenaje entre el aplauso de quienes se concentraron en el pabellón para participar en la clausura de la III Gala del Deporte. “Ha sido muy difícil. Pensé que esto no se iba a acabar nunca”, nos explicaba Claudia. Casi dos años y medio apartada del atletismo, en los que el “el apoyo de mis padres y la hospitalización, han sido fundamentales para mi recuperación”. Otro de los pilares primordiales ha sido la práctica deportiva. “Cada vez que practicaba deporte, al volver a casa era otra persona”, revela la joven atleta, que sin embargo tenía prescrito no hacer deporte durante su periodo de recuperación. “Eso me agobiaba muchísimo. No lo podía entender”. Muy orgullosa por lo todo lo conseguido, Claudia quiso dedicar este reconocimiento a sus padres, “que han pasado muchísimo. Si yo lo he pasado mal, ellos el doble”.

La gala

 La III Gala del Deporte de Monesterio se inició a las 9 de la mañana y se prolongó hasta las 14 horas. Unas 500 personas practicaron deporte ininterrumpidamente en el Pabellón Multiusos, en las Pistas Deportivas del Tejar y en el Estadio Municipal de Fútbol. 17 actividades deportivas diferentes, con la colaboración 13 clubes y entidades de la localidad, coordinadas por los monitores y el alumnado de la EP Aguablanca III, a través de su especialidad en Dinamización Deportiva y Recreativa. José Pedro Farronal docente de la escuela, expresó su “agradecimiento”, por la “excelente acogida entre entidades deportivas y participantes”, y auguró un “largo futuro a esta actividad”.

Niñas y niños practicaron juegos tradicionales Rafa Molina

 La fiesta del deporte de Monesterio finalizó con todos los representantes de la organización y entidades colaboradoras sobre el escenario del Pabellón Multiusos. Junto a ellos, los responsables municipales de las áreas de deporte y cultura, Francisco Javier Granadero y Dolores Vargas, quienes agradecieron su participación con la entrega de placas conmemorativas a las siguientes asociaciones: Corona Chica-Piñón Grande, Asociación de Baloncesto de Monesterio, Peña Mojonera El Chorrito, Asociación de Tenis de Monesterio, Asociación de Pádel 2.010 Monesterio, AMPA del colegio El Llano, Club Polideportivo Monesterio, empresa deportiva Élide, Escuela Municipal de Fútbol de Monesterio y Peña Ecuestre El Estribo.